Lucha contra la falsificación

Para la fabricación de los billetes en euros se utiliza tecnología de impresión muy sofisticada. Los billetes en euros llevan además incorporada una serie de elementos de seguridad bien diferenciados, que permiten distinguirlos fácilmente de posibles falsificaciones sin recurrir a equipos especiales, y tienen así un efecto disuasorio.

¿Qué debo hacer si sospecho que un billete es falso?

Si alguno de sus billetes no supera la prueba TOQUE, MIRE, GIRE, probablemente sea falso y no debería aceptarlo.

Si cree que el billete es falso, debe avisar inmediatamente a la Policía o a las autoridades nacionales pertinentes.

Para asegurarse de que el billete es auténtico, puede llevarlo a la oficina bancaria más próxima. Todas las oficinas bancarias disponen de equipos especiales de tratamiento de efectivo que permiten comprobar la autenticidad de los billetes en euros. Trate de recordar dónde, cuándo y de quién recibió el billete. Esa información puede resultar muy valiosa para ayudar a encontrar a los falsificadores.

Pagar con un billete si se sabe o se sospecha que es falso es delito. Puesto que los billetes falsos carecen de valor, tenga cuidado. No recibirá ninguna compensación si acepta un billete falso.

Información específica para personal que maneja efectivo

Si maneja grandes cantidades de efectivo habitualmente, podría encontrar un billete sospechoso. Idealmente, su empresa debería haber elaborado un plan para estos casos. Si duda de un billete, se aconseja:

  • Si sospecha que el billete podría no ser auténtico, no lo acepte.
  • Pídale al cliente educadamente otro billete sin poner en duda su buena fe.
  • Informe de inmediato a la Policía o a su departamento de seguridad.
  • Intente retener toda la información posible sobre el cliente.
  • Si cree que ha aceptado por error un billete falso, no lo entregue a nadie, puesto que es constitutivo de delito.
  • Entregue el billete sospechoso a las fuerzas de seguridad, a un banco comercial o al banco central nacional. Si el billete es auténtico, recuperará su dinero.
  • No asuma ningún riesgo.

Si desea más información, póngase en contacto con su banco central nacional.

Centro de Análisis de Falsificaciones

El BCE lleva a cabo un atento seguimiento de los avances tecnológicos que se producen en impresión y reproducción, así como de las falsificaciones detectadas. Estas son analizadas por los bancos centrales de la zona del euro y el Centro de Análisis de Falsificaciones del BCE, que se encarga de la coordinación de la información técnica y estadística sobre falsificaciones. La información almacenada en la base de datos del centro está asimismo a disposición de las fuerzas de seguridad nacionales y otros organismos que intervienen en la lucha contra la falsificación. Además, el BCE trabaja en estrecha colaboración con Europol (la Oficina Europea de Policía), a la que se ha designado oficina central para la coordinación de las medidas destinadas a la protección del euro, así como con Interpol (la Organización Internacional de Policía Criminal) y la Comisión Europea.

Prevención del uso ilegal de las imágenes digitales de los billetes en euros

Los falsificadores de billetes utilizan cada vez más aplicaciones y equipos informáticos de reproducción de imágenes digitales. En consecuencia, el Grupo de Bancos Centrales para la Disuasión de las Falsificaciones —grupo internacional en el que se integran más de 30 bancos centrales, creado a solicitud de los gobernadores de los bancos centrales del G-10— ha desarrollado un sistema de disuasión de las falsificaciones (Counterfeit Deterrence System, CDS) que impide capturar y reproducir imágenes de los billetes protegidos. Este sistema ha sido incorporado de forma voluntaria por los fabricantes de aplicaciones y equipos informáticos. Sin embargo, pueden solicitarse al BCE imágenes de alta resolución de los billetes para fines legítimos.

Si desea reproducir imágenes de alta resolución, escríbanos a la dirección info@ecb.europa.eu explicando por qué las necesita.