La misión del BCE

El Banco Central Europeo y los bancos centrales nacionales constituyen conjuntamente el Eurosistema, el sistema de bancos centrales de la zona del euro. El objetivo principal del Eurosistema es mantener la estabilidad de precios, es decir, salvaguardar el valor del euro.

En el marco del Mecanismo Único de Supervisión, del que también forman parte las autoridades nacionales competentes, el Banco Central Europeo es responsable de la supervisión prudencial de las entidades de crédito radicadas en la zona del euro y en los Estados miembros participantes no pertenecientes a la zona del euro. De este modo, contribuye a la seguridad y la solidez del sistema bancario y a la estabilidad del sistema financiero en la UE y en cada Estado miembro participante.

En el Banco Central Europeo tenemos el compromiso de llevar a cabo con eficacia todas nuestras tareas. A tal fin, nos esforzamos por alcanzar el máximo nivel de integridad, competencia, eficiencia y rendición de cuentas. Respetamos la separación entre las funciones de política monetaria y de supervisión. En el ejercicio de nuestras funciones actuamos con transparencia, cumpliendo estrictamente los requisitos de confidencialidad aplicables.