Menu

El papel del efectivo

La economía necesita una determinada cantidad de efectivo para funcionar. El efectivo es el principal medio de pago en la zona del euro, ya que la gran mayoría de nuestros pagos diarios se realiza utilizando billetes o monedas. También es clave para la inclusión social de personas vulnerables, como los ancianos o los grupos de rentas bajas.

Pero el efectivo cumple otras funciones y ofrece importantes ventajas:

  • Asegura la libertad y la autonomía. Los billetes y las monedas son el único medio de pago que podemos utilizar sin necesidad de terceros. No se necesita ningún equipo, ni electricidad ni Internet, para pagar en efectivo, lo que significa que puede utilizarse aunque se produzca un apagón o se pierda la tarjeta.
  • Es de curso legal. Las tiendas o los restaurantes no pueden rechazar el efectivo, a menos que hayan acordado previamente con el cliente otro medio de pago. Para más información, véase la Recomendación de la Comisión Europea de 22 de marzo de 2010 (2010/191/UE).
  • Asegura la privacidad. Las operaciones en efectivo respetan el derecho fundamental a la protección de datos y de la identidad y privacidad en asuntos financieros.
  • Es inclusivo. El efectivo ofrece una opción de pago y ahorro a las personas con acceso limitado, o sin acceso, al dinero digital, por lo que es clave para la inclusión social de personas vulnerables, como los ancianos o los grupos de rentas bajas.
  • Ayuda a controlar el gasto. El efectivo permite controlar mejor el gasto, por ejemplo, evitando gastos excesivos.
  • Es rápido. Los billetes y las monedas permiten liquidar pagos inmediatamente.
  • Es seguro. El efectivo ha demostrado ser seguro frente a la ciberdelincuencia, el fraude y la falsificación. Y como es dinero del banco central no entraña riesgos financieros ni para el pagador ni para el receptor.
  • Es un depósito de valor. El efectivo es algo más que un instrumento de pago. Permite a las personas guardar dinero para ahorrarlo sin riesgo de quiebra. Es útil para realizar pequeños regalos o pagos entre personas. Por ejemplo, los padres pueden dar a sus hijos pequeñas cantidades de dinero para realizar compras de poco valor, o una persona puede dar dinero a un amigo o conocido para que compre algo en su nombre. El efectivo también contribuye a que los niños adquieran conocimientos financieros.