Opciones de búsqueda
Home Medios El BCE explicado Estudios y publicaciones Estadísticas Política monetaria El euro Pagos y mercados Empleo
Sugerencias
Ordenar por

Efectivo: acceso y aceptación

El efectivo sigue desempeñando un papel importante en la sociedad y es indispensable para cualquier economía. Nuestros estudios muestran que, en la zona del euro, la mayoría de los ciudadanos consideran que es importante poder pagar en efectivo, y que el efectivo es el método de pago más utilizado en los puntos de venta.

El BCE y los bancos centrales nacionales de la zona del euro tienen el compromiso de garantizar que el efectivo siga aceptándose y estando disponible de forma generalizada. Por tanto, acogemos con satisfacción la propuesta de la Comisión Europea de un nuevo Reglamento de la UE para reforzar el curso legal del efectivo en euros. El objetivo de la propuesta es garantizar que el acceso a los billetes y monedas en euros y su aceptación estén legalmente garantizados en toda la zona del euro. 

Acceso al efectivo 

Garantizar un acceso fácil y cómodo al efectivo protegerá su estatus de moneda de curso legal y garantizará la continuidad de su uso como medio de pago diario. La facilidad con la que los ciudadanos pueden retirar dinero de sus cuentas bancarias puede influir en su elección del método de pago.

Los países de la zona del euro tienen la responsabilidad de garantizar que los ciudadanos y las empresas tengan acceso suficiente y real al efectivo en todo el territorio nacional, tanto en las zonas urbanas como rurales.

El papel del Eurosistema

El efectivo emitido por los bancos centrales nacionales se distribuye a las entidades de crédito para que puedan satisfacer las necesidades de efectivo de sus clientes. El BCE y los bancos centrales nacionales analizan el nivel de los servicios de efectivo en el conjunto de la zona del euro, a fin de identificar posibles deficiencias en el acceso al efectivo. Por ejemplo, hemos elaborado una metodología común para analizar el acceso de los ciudadanos de la zona del euro a los servicios de efectivo, como los cajeros automáticos y las sucursales bancarias. En caso necesario, los países de la zona del euro pueden aplicar leyes que exijan a los bancos comerciales y a otras entidades garantizar un acceso suficiente y real al efectivo.

El Eurosistema también ha establecido normas para las entidades de crédito que les permiten recircular los billetes de forma eficiente y contener los costes del manejo del efectivo. Los bancos centrales nacionales mantienen reservas de efectivo suficientes para hacer frente a aumentos repentinos e imprevisibles de la demanda de billetes, por ejemplo, en caso de crisis o de interrupción temporal de los pagos electrónicos.

Trabajamos para asegurar que la demanda de billetes en euros esté cubierta en todo momento. En la zona del euro existen alrededor de 120.000 sucursales bancarias y más de 260.000 cajeros automáticos, lo que permite a los ciudadanos acceder a su dinero de manera eficiente y eficaz. 

Otras formas de obtener efectivo

Los cajeros automáticos y las sucursales bancarias son el medio más habitual para retirar efectivo. Además, en algunos países de la zona del euro, los establecimientos minoristas pueden permitir a sus clientes retirar cantidades limitadas de efectivo.

Cashback

O «anticipo de efectivo». En la caja de un comercio, puedes pedir que se añada al importe de la compra la cantidad de dinero que desees retirar, pagar con tu tarjeta de débito o dispositivo móvil y recibir la cantidad solicitada en efectivo.

Cash-in-shop

Puedes retirar efectivo de tu cuenta en un comercio sin tener que comprar nada.

¿Quieres saber más?

Mira este vídeo para ver cómo funcionan en la práctica los servicios de cashback y cash-in-shop.

Aceptación de efectivo

Los billetes y monedas en euros tienen curso legal en toda la zona del euro. Esto significa que los comercios y las empresas no pueden negarse a aceptar pagos en efectivo a menos que previamente hayan acordado con el cliente otro medio de pago. En general, las autoridades y los proveedores de servicios públicos también deben aceptar el efectivo, salvo que la ley disponga otra cosa.

La Comisión Europea ha propuesto un Reglamento para aclarar el curso legal de los billetes y monedas en euros en la legislación de la UE. La propuesta también define los pocos casos en los que pueden rechazarse los pagos en efectivo, por ejemplo, si el negocio no dispone de cambio suficiente, o si las partes han acordado otro medio de pago.

El BCE acoge favorablemente la propuesta de Reglamento de la Comisión en la zona del euro y, en su dictamen, expresa su preocupación por que el curso legal del efectivo en la zona del euro pueda verse afectado si aumenta el número de minoristas que se niegan a aceptar pagos en efectivo. El Eurosistema analiza el nivel de aceptación del efectivo en la zona del euro y alerta a las autoridades y organismos competentes sobre cualquier posible problema. 

Todas las páginas de esta sección