Los propósitos estratégicos del Eurosistema y del Mecanismo Único de Supervisión

Autoridad reconocida en asuntos monetarios y financieros

Sobre la base de sus sólidos principios fundacionales, su independencia y su cohesión interna, el Eurosistema –el sistema de bancos centrales de la zona del euro– desempeña el papel de autoridad monetaria de la zona del euro y de autoridad financiera de primer orden, con pleno reconocimiento en el ámbito europeo y mundial. Para cumplir su objetivo primordial, el mantenimiento de la estabilidad de precios, el Eurosistema realiza los análisis económicos y monetarios necesarios, y adopta y aplica las políticas apropiadas. Asimismo, responde de forma adecuada y eficaz a la evolución monetaria y financiera.

Estabilidad financiera e integración financiera europea

En el Eurosistema y en el marco del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) dirigimos nuestros esfuerzos a salvaguardar la estabilidad financiera y a promover la integración financiera europea en cooperación con las estructuras institucionales existentes. Con este fin, contribuimos a la adopción de políticas encaminadas a construir una arquitectura sólida para la estabilidad financiera tanto en Europa como en el resto del mundo.

Obligación de rendir cuentas, independencia y credibilidad. Proximidad a los ciudadanos europeos

En el Eurosistema y en el marco del MUS concedemos la máxima importancia a la credibilidad y a la obligación de rendir cuentas y actuamos con transparencia cumpliendo estrictamente los requisitos de confidencialidad aplicables. Trabajamos para conseguir una comunicación efectiva con los ciudadanos europeos. En nuestras relaciones con las autoridades europeas y nacionales tenemos el compromiso de actuar respetando plenamente las disposiciones del Tratado y observando el principio de independencia. A este fin, seguimos de cerca la evolución y las transformaciones de los mercados monetarios y financieros, y tenemos en cuenta el interés público y las necesidades de los mercados.

Identidad común, claridad de funciones y de responsabilidades y buena gestión

En el Eurosistema y en el marco del MUS nos proponemos reforzar nuestra identidad común, en un entorno en el que las funciones y responsabilidades de todos los participantes están claramente definidas. Para ello, el Eurosistema y el MUS se apoyan en el potencial y la plena dedicación de todos sus miembros, así como en su compromiso y voluntad de trabajar para lograr acuerdos. Asimismo, el Eurosistema y el MUS se han comprometido a llevar a cabo una buena gestión y a establecer estructuras organizativas y métodos de trabajo eficaces y eficientes.

Buenas prácticas de supervisión bancaria; igualdad de trato y de condiciones

En el MUS confrontamos nuestro marco de supervisión con las normas internacionales más estrictas. Elaboramos un marco de buenas prácticas de supervisión bancaria para todos los Estados miembros participantes combinando lo mejor de los sistemas nacionales y aprovechando nuestra perspectiva de todas las entidades. El MUS garantiza el cumplimiento del código normativo único y de los principios y prácticas de supervisión aplicables, asegurando con ello la igualdad de condiciones y de trato de todas las entidades de crédito supervisadas.

Enfoque de supervisión basado en el riesgo y proporcionalidad; actuación supervisora

La supervisión bancaria del MUS tiene un enfoque basado en el riesgo, es ágil e incorpora el juicio de expertos y una evaluación crítica de carácter prospectivo. Tiene en cuenta tanto la probabilidad de quiebra de una o más entidades como el impacto que dicha quiebra podría tener en la estabilidad financiera. Las prácticas de supervisión del MUS siguen el principio de proporcionalidad, ajustando la intensidad de la supervisión a la importancia sistémica y al perfil de riesgo de las entidades supervisadas. El enfoque del MUS favorece una actuación supervisora oportuna y eficiente y un atento seguimiento de las medidas adoptadas por las entidades de crédito.