Concurso de diseño arquitectónico

En 2002, el Banco Central Europeo (BCE) organizó un concurso internacional de planificación urbana y diseño arquitectónico para su nueva sede. El objeto del concurso era identificar las mejores propuestas de diseño para la construcción de la futura sede del BCE y elegir un arquitecto para desarrollar el proyecto y, posiblemente, ejecutarlo.

La nueva sede del BCE se construiría en el solar del Grossmarkthalle (edificio del antiguo mercado mayorista), que tiene una superficie de 120.000 m2, y está situado en la zona este de Fráncfort. En marzo de 2002, el BCE compró el solar a la ciudad de Fráncfort con vistas a la construcción de una sede que, además de satisfacer sus necesidades operativas, representase un uso innovador del edificio del antiguo mercado, que era una parte integral del solar. Las propuestas de diseño para la nueva sede tenían como base una superficie útil de aproximadamente 100.000 m2, y debían dar cabida a unos 2.500 empleados, servicios especiales, espacios de aparcamiento y zonas para servicios técnicos.

El concurso constaba de distintas fases. Inicialmente se recibieron solicitudes de más de 300 arquitectos de 31 países de 4 continentes. Tras la fase de preselección, 80 arquitectos y urbanistas recibieron los documentos y directrices del concurso, y se les solicitó que presentasen un proyecto de diseño anónimo para la primera fase del concurso. Los proyectos recibidos fueron evaluados por un jurado internacional, que seleccionó a 12 candidatos para la segunda fase del concurso.

En su última deliberación, el jurado eligió los tres diseños finalistas:

Primer premio: Coop Himmelb(l)au, Viena, Austria Segundo premio: ASP Schweger Assoziierte, Berlín, Alemania Tercer premio: 54f architekten/T. R. Hamzah & Yeang, Darmstadt, Alemania/Selangor, Malasia
Coop Himmelblau ASP Schweger Assoziierte 54f architekten

El Consejo de Gobierno invitó a los tres finalistas a participar en la fase de revisión, en la que tuvieron la oportunidad de presentar proyectos más detallados. El 13 de enero de 2005, el Consejo de Gobierno concluyó que el proyecto revisado de Coop Himmelb(l)au era el que mejor se ajustaba a los requerimientos operativos y técnicos del BCE y que sus características reflejaban los valores de la institución, traduciéndolos al lenguaje arquitectónico. Al mismo tiempo, el Consejo de Gobierno inició una fase de optimización para revisar los requisitos funcionales, espaciales y técnicos, con el fin de minimizar los costes y lograr la utilización óptima de los recursos.