Funciones

Las funciones del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) y del Eurosistema están establecidas en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, y están especificadas en los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales y del Banco Central Europeo, que son un protocolo anejo al Tratado.

En general, el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea se refiere al SEBC y no al Eurosistema, ya que su redacción se basó en el supuesto de que todos los Estados miembros de la UE adoptarían el euro. El Eurosistema está compuesto por el Banco Central Europeo (BCE) y los bancos centrales nacionales (BCN) de los Estados miembros de la UE cuya moneda es el euro, mientras que el SEBC está integrado por el BCE y los BCN de la totalidad de Estados miembros de la UE (apartado 1 del artículo 282 del Tratado). La distinción entre Eurosistema y SEBC se mantendrá en tanto existan Estados miembros que no hayan adoptado el euro.

Objetivos

El objetivo principal del Eurosistema está enunciado en el apartado 1 del artículo 127 del Tratado:

«El objetivo principal del Sistema Europeo de Bancos Centrales, […] será mantener la estabilidad de precios».

El artículo 127 continua: «Sin perjuicio de este objetivo, el SEBC apoyará las políticas económicas generales de la Unión con el fin de contribuir a la realización de los objetivos de la Unión establecidos en el artículo 3 del Tratado de la Unión Europea».

La Unión Europea tiene multiples objetivos (artículo 3 del Tratado de la Unión Europea), entre los que se incluyen el desarrollo sostenible de Europa basado en un crecimiento económico equilibrado y en la estabilidad de los precios, y una economía social de mercado altamente competitiva, tendente al pleno empleo y al progreso social. En consecuencia, la estabilidad de precios no solo es el objetivo principal de la política monetaria del BCE, sino que constituye uno de los objetivos de la Unión Europea en su conjunto. Así, el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y el Tratado de la Unión Europea definen una jerarquía de objetivos para el Eurosistema, y en ellos se especifica que la estabilidad de precios es la contribución más importante que la política monetaria puede aportar para lograr un entorno económico favorable y un elevado nivel de empleo.

Funciones básicas

De conformidad con el apartado 2 del artículo 127 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, las funciones básicas que se llevarán a cabo a través del Eurosistema serán:

Asimismo, en virtud del apartado 6 del artículo 127 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y del Reglamento (UE) nº 1024/2013 del Consejo (el «Reglamento del MUS»), el BCE es responsable de tareas específicas relacionadas con la supervisión prudencial de las entidades de crédito radicadas en los Estados miembros participantes. El BCE desempeña estas funciones en el marco de un Mecanismo Único de Supervisión integrado por el BCE y las autoridades nacionales competentes. Sitio web sobre supervisión bancaria

Otras funciones

  • Billetes: el BCE tiene el derecho exclusivo de autorizar la emisión de billetes en la zona del euro.
  • Estadísticas: en colaboración con los BCN, el BCE recopila la información estadística necesaria para llevar a cabo las funciones del SEBC, obteniéndola de las autoridades nacionales o directamente de los agentes económicos.
  • Estabilidad y supervisión financieras: el Eurosistema contribuye al correcto funcionamiento de las políticas adoptadas por las autoridades competentes, en lo que se refiere a la supervisión prudencial de las entidades de crédito y a la estabilidad del sistema financiero.
  • Cooperación europea e internacional: el BCE mantiene relaciones de cooperación con instituciones, organismos y foros, tanto dentro de la UE como a escala internacional, en relación con las funciones asignadas al Eurosistema.