Discurso con ocasión de la emisión del nuevo billete de 50€

Discurso de bienvenida pronunciado por Mario Draghi, presidente del BCE, en el evento celebrado con ocasión de la emisión del nuevo billete de 50€, Fráncfort del Meno, 4 de abril de 2017

Me complace estar aquí con ustedes para celebrar la entrada en circulación del nuevo billete de 50€. Con ello culmina el enorme esfuerzo de investigación de mis compañeros del BCE y del Eurosistema, a los que doy mi enhorabuena por haber logrado otro producto de factura impecable. Aunque tal vez no reciban tanta atención como otros aspectos de nuestra política monetaria, los billetes son parte fundamental de nuestro trabajo. Y de algún modo, su función es aún más relevante en la zona del euro que en otras partes del mundo.

Aunque los pagos electrónicos gozan cada vez de mayor popularidad, el efectivo sigue siendo nuestro medio de pago más utilizado. Una encuesta sobre el uso del efectivo encargada por el BCE, cuyos resultados publicaremos próximamente, muestra que más del 75 % de los pagos en puntos de venta en la zona del euro se realizan en efectivo, lo que, en valor, representa algo más de la mitad del total de las operaciones. Esto demuestra que incluso en la era digital, el efectivo sigue siendo esencial en nuestra economía.

Y ese es también el caso del billete de 50€, nuestra denominación más importante. Con más de 9.000 millones de billetes de 50€ en circulación, supone el 46% de todos los billetes en euros, superando incluso el número total de billetes emitidos cuando se introdujo el euro en 2002.

Pero no cabe duda de que para que la economía funcione, la gente debe poder confiar en los billetes; deben ser robustos y fáciles de comprobar y estar inmediatamente disponibles. Y lo que tal vez sea más importante, deben ser seguros: debemos ir por delante de los falsificadores, que podrían poner en peligro la confianza del público en nuestra moneda. Es la razón por la que la innovación es un elemento primordial del desarrollo de nuestros billetes y nos esforzamos por utilizar la tecnología de fabricación de billetes más avanzada y eficaz.

El nuevo billete de 50€, por ejemplo, incorpora los elementos de seguridad mejorados del nuevo billete de 20€, lo que dificulta aún más su falsificación respecto a la primera serie. También está más adaptado a las personas con problemas de visión, al incluir letras y números grandes en tinta más oscura en el anverso y marcas táctiles cerca de los bordes.

Para asegurar que el público esté familiarizado con el nuevo billete, el Eurosistema ha llevado a cabo una amplia campaña de comunicación, con la que pretende llegar a su audiencia a través de múltiples canales. Con ello garantizamos que los interesados dispongan de la información necesaria sobre el billete y sus elementos de seguridad.

Pero hay otro motivo por el que los billetes son una parte fundamental de lo que hacemos, un motivo que cobra especial significado en el caso de la zona del euro: en una unión como la nuestra formada por distintos países, crear una identidad compartida resulta inevitablemente más difícil que en el caso de una única nación con una cultura e historia propias. El euro es algo compartido por todos; es un símbolo tangible de la unidad europea.

Tener un billete en euros en la mano y saber que podemos usarlo en 19 países es una prueba patente de la profunda integración que ha alcanzado Europa. De hecho, al preguntar a los ciudadanos de la zona del euro por los elementos más importantes de la identidad europea, la moneda única es la respuesta más repetida tras la democracia y la libertad. Y a pesar de las dificultades en años recientes, el apoyo a la moneda única se sitúa en el 70 %, un nivel similar a los máximos registrados antes de la crisis.

Gracias a la colaboración de los bancos centrales nacionales, las entidades de crédito y los fabricantes de maquinaria de billetes, cientos de miles de máquinas y dispositivos se han actualizado durante los nueve últimos meses, lo que hará posible que el nuevo billete de 50€ esté —desde hoy— disponible.

Speaking engagements

Contactos de prensa