¿Qué son los tipos de referencia, por qué son importantes y por qué se están reformando?

11 de julio de 2019

¿Qué son los tipos de referencia?

Los tipos de interés de referencia, también conocidos simplemente como tipos o índices de referencia, son tipos de interés de acceso público que se actualizan regularmente y que sirven de base para todo tipo de contratos financieros como hipotecas, descubiertos en cuenta u otras operaciones más complejas.

Son calculados por un órgano independiente y suelen reflejar el coste de obtener financiación en distintos mercados, por ejemplo, cuánto les cuesta a los bancos obtener préstamos de otros bancos o de otras fuentes, como fondos de pensiones, compañías de seguros o fondos del mercado monetario.

Por ello son fundamentales para el sistema financiero, el sistema bancario y la economía en general. ¿Qué es exactamente lo que los hace tan importantes? Y, ¿por qué se están reformando actualmente?

¿Por qué son importantes los tipos de referencia?

Su uso está muy extendido en nuestra economía

Los tipos de referencia son muy utilizados por personas y organizaciones en todo el sistema económico.

Por ejemplo, los bancos los utilizan cuando prestan dinero a particulares o empresas.

Un banco puede conceder un préstamo a una empresa a un tipo de interés que se acuerda en relación con un determinado índice más un 2 %, lo que significa que la empresa deberá pagar un interés del 2 % más ese índice. De este modo, si el índice aumenta, también lo hace el coste del préstamo e, inversamente, si disminuye, el coste del préstamo se reduce. En este caso, el índice puede ser una referencia fiable, independiente y relativamente simple para todas las partes.

Empresas, bancos y otras entidades también utilizan los tipos de referencia para valorar las partidas de sus balances, es decir, estos índices facilitan a los contables el cálculo del valor de sus entidades (más concretamente, de los activos financieros que poseen).

Los tipos de referencia también se emplean en operaciones financieras más complejas, como las emisiones de valores a tipo de interés variable, las opciones, los contratos forward y los swaps.

Por ejemplo, en los swaps de tipos de interés, que en general son contratos en los que dos partes acuerdan cubrir los pagos por intereses de la otra, el índice de referencia puede determinar al menos uno de los tipos de interés que se permutan, lo que crea transparencia para las partes, introduce cierta estandarización en el acuerdo y, en consecuencia, hace que la negociación sea más fácil para las partes.

Otros usos de los tipos de referencia incluyen, por ejemplo, el cálculo de las penalizaciones por descubiertos en cuenta, el cálculo del reembolso de determinados depósitos minoristas y los acuerdos sobre el interés aplicable a los préstamos e hipotecas minoristas.

Los tipos de referencia ayudan a los bancos centrales en su trabajo

Los tipos de referencia también pueden aportar información importante para la labor de los bancos centrales. En el BCE, por ejemplo, tenemos en cuenta los tipos de referencia en nuestro trabajo para mantener la estabilidad de precios en la zona del euro.

Si un índice de referencia refleja adecuadamente los tipos de interés a los que los bancos prestan y toman prestado, puede ayudarnos a comprender mejor el funcionamiento de los mercados financieros y la disponibilidad de dinero en la zona del euro. Esta información puede ser útil para las decisiones de política monetaria: si conocemos la facilidad con la que los bancos acceden al dinero, podemos estimar con cuánta facilidad podrán prestar ese mismo dinero a las personas y a las empresas. Y esto influye, en última instancia, en los niveles de precios.

Asimismo, conocer el nivel actual de los tipos de referencia nos permite llevar a cabo un seguimiento del impacto real de nuestras decisiones de política monetaria. Por ejemplo, si el BCE decide elevar o reducir sus tipos de interés, podemos estudiar los efectos de esa medida observando las variaciones de los tipos de referencia para el euro.

¿Por qué se están reformando los tipos de referencia y qué implica esa reforma?

Los tipos de referencia serán útiles siempre que se consideren fiables e imparciales. Idealmente deberían calcularse de manera transparente y el público debería poder acceder a ellos fácilmente. Si un contrato se basa en un tipo de referencia fiable, ninguna de las partes podrá influir en el tipo de interés acordado, lo que significa que el valor del contrato seguirá siendo imparcial e indiscutible.

Dada la importancia económica de los tipos de referencia, es esencial asegurar su viabilidad mediante estructuras de gobernanza claras y metodologías transparentes.

Por este motivo, los tipos de referencia europeos son objeto de profundas reformas actualmente. Gran parte de estas reformas son resultado de la adopción del Reglamento sobre Índices de Referencia de la UE, publicado en 2016 y en vigor desde enero de 2018.

Tipos de referencia europeos más utilizados

Eonia

El eonia es actualmente el tipo de interés de referencia a un día del euro. Un grupo de trabajo sobre tipos de interés libres de riesgo del sector privado ha recomendado que los participantes en el mercado sustituyan progresivamente el eonia con el nuevo tipo de interés a corto plazo del euro (€STR) a partir del 2 de octubre de 2019.
El BCE calcula el eonia en nombre del Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI, por sus siglas en inglés), organización sin fines de lucro con sede en Bruselas, como la media ponderada de los tipos de interés de los préstamos a un día sin garantías en el mercado interbancario. Para que el mercado disponga de tiempo suficiente para llevar a cabo la transición al €STR, el EMMI ha indicado que una vez que el €STR esté disponible, y hasta el 3 de enero de 2022, el eonia se calculará aplicando un diferencial al €STR.

Euríbor

El euríbor es un tipo de referencia del mercado sin garantías para distintos plazos de vencimiento (una semana y uno, tres, seis y doce meses). Su administrador es el Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI, por sus siglas en inglés). Para adaptar este índice al Reglamento sobre Índices de Referencia de la UE, el EMMI ha precisado la definición del euríbor como el tipo de interés al que los bancos de la UE y de la Asociación Europea de Libre Comercio pueden financiarse en el mercado mayorista sin garantías. El EMMI también está introduciendo gradualmente un nuevo método de cálculo del euríbor, denominado «híbrido». Este método de cálculo se basa, en la medida de lo posible, en transacciones reales, aunque también utiliza juicio experto en los casos en los que las transacciones reales no están disponibles.

En 2017, el BCE decidió desarrollar el tipo de interés a corto plazo del euro (€STR), que comenzará a publicarse el 2 de octubre de 2019, con el objetivo de que pueda servir como alternativa en caso de que el sector privado deje de sostener su propio índice de referencia a un día, el eonia.

En 2018, un grupo de trabajo del sector privado sobre tipos de interés libres de riesgo para la zona del euro recomendó sustituir el eonia por el €STER, teniendo en cuenta los comentarios del mercado. Este grupo de trabajo está apoyando al mercado en la transición al €STR y el BCE le proporciona servicios de secretaría y asiste como observador a sus reuniones junto al resto instituciones que lo crearon (la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA), la Autoridad belga de Mercados y Servicios Financieros (FSMA) y la Comisión Europea).

El €STR en detalle

El €STR se ha diseñado para reflejar el coste para los bancos de tomar fondos prestados de diferentes contrapartes a plazos muy cortos (overnight) sin aportar garantías. Estas contrapartes pueden ser bancos, fondos del mercado monetario, fondos de inversión o de pensiones y otros actores financieros como los bancos centrales.

Por tanto, el €STR tiene un alcance más amplio que el eonia, que se basa exclusivamente en transacciones entre bancos. Asimismo, si se compara con el eonia, el número de bancos que aportan los datos sobre transacciones reales que el BCE utiliza para calcular el €STR es mayor. Este mayor alcance lo protege de la manipulación y hace que sea un reflejo fiable del precio de los préstamos sin garantías en la zona del euro.

Pueden consultarse más detalles en el documento sobre la metodología y los principios del €STR publicado en junio de 2018 o en la lista de preguntas frecuentes.