Guía rápida sobre políticas macroprudenciales

24 de mayo de 2017

¿Qué significa «macroprudencial»?

El prefijo «macro» indica que una política o medida se dirige al conjunto del sistema financiero o a partes significativas del mismo, en lugar de a entidades financieras individuales. En cambio, cuando se dirigen a estas últimas, las políticas supervisoras o regulatorias se conocen como microprudenciales.

Dado que prudencia es la cualidad de obrar con precaución, las políticas prudenciales comprenden medidas que promueven buenas prácticas y limitan la asunción de riesgos. En consecuencia, las políticas macroprudenciales contribuyen a asegurar que todos los agentes actúen con precaución frente a riesgos potencialmente sistémicos, es decir, que pueden afectar al conjunto del sistema financiero.

¿Qué son las políticas macroprudenciales y por qué existen?

Las autoridades macroprudenciales realizan un seguimiento del sistema financiero e identifican riesgos y vulnerabilidades. Mediante la adopción de políticas específicas, pueden impedir que dichos riesgos y vulnerabilidades crezcan y se propaguen a todo el sistema financiero.

En otras palabras, dichas políticas pretenden evitar que los riesgos afecten de forma generalizada al sistema financiero o se conviertan en sistémicos.

En caso de materializarse un riesgo sistémico, la provisión por el sistema financiero de los productos y servicios necesarios podría deteriorarse, hasta el punto de que el crecimiento económico y el bienestar de los ciudadanos pudieran verse afectados significativamente.

Estos efectos se comprobaron durante la crisis financiera que comenzó en 2007, en la que varios países de Europa entraron en recesión y muchas entidades de crédito necesitaron apoyo.

Por tanto, en esencia, las políticas macroprudenciales existen para promover la estabilidad financiera. Si contamos con un sistema financiero estable y sólido, estaremos mejor preparados para resistir las perturbaciones y evitar los peores efectos de las crisis financieras.

Ejemplos de riesgos que podrían convertirse en sistémicos

  • La formación de burbujas en los precios de los activos. Cuando los precios de los activos, como la vivienda, aumentan muy por encima de su valor intrínseco, existe el peligro de un desplome súbito de dichos precios
  • Asunción de riesgos excesivos por las entidades de crédito
  • Endeudamiento excesivo de empresas y hogares

¿Qué medidas adoptan las autoridades sobre la base de estas políticas?

Las autoridades (por lo general, los bancos centrales) pueden adoptar distintas medidas para abordar directamente los riesgos.

Por ejemplo, pueden imponer requisitos de capital adicionales a las entidades financieras (generalmente bancos) frente a acontecimientos y perturbaciones imprevistos. Estos colchones de capital pueden variar a lo largo del tiempo y ser mayores para algunos tipos de entidades.

Este podría ser particularmente el caso de las entidades de importancia sistémica, es decir, aquellas cuya quiebra podría generar una potente onda expansiva en todo el sistema financiero.

Las políticas macroprudenciales también pueden imponer restricciones en las actividades de las entidades financieras, por ejemplo, fijando las condiciones de los préstamos hipotecarios.

En este caso, podría fijarse un límite a la cantidad que los compradores de vivienda pueden obtener prestada en relación con el precio del inmueble o con sus ingresos. Dichos límites podrían emplearse para enfriar el mercado de la vivienda cuando los precios y el endeudamiento hipotecario estén aumentando rápidamente.

¿Quiénes son las autoridades macroprudenciales en la UE?

  • El Banco Central Europeo
  • La Junta Europea de Riesgo Sistémico
  • Las autoridades nacionales competentes, por lo general, los bancos centrales o las autoridades de supervisión financiera de los 28 Estados miembros

En síntesis: ¿qué es el sistema financiero?

Una red de interacciones

El sistema financiero se caracteriza por una compleja red de dependencias e interacciones entre los distintos agentes.

Entidades de crédito y empresas de seguros

Las entidades de crédito y las empresas de seguros actúan como intermediarios canalizando los fondos de quienes desean prestar o invertir hacia quienes quieren obtener financiación.

Mercados

Los mercados financieros, como los mercados monetarios y de renta fija, también ponen en contacto directamente a prestamistas y prestatarios.

Sistemas de pago

Mientras tanto, los sistemas de pago y de liquidación de valores, que son las arterias de los mercados financieros, garantizan el flujo seguro de los activos monetarios y financieros.