¿Qué es un sistema de garantía de depósitos?

11 de abril de 2018

El dinero que se guarda en un banco, por ejemplo en una cuenta de ahorro, se denomina «depósito». El modelo de negocio de la mayoría de los bancos consiste en prestar ese dinero a otros clientes, manteniendo solo una parte a disposición de las personas que deseen retirar efectivo. Para asegurar la protección de gran parte de estos depósitos incluso en caso de quiebra, los bancos participan en un fondo de seguro conocido como «fondo de garantía de depósitos». Esto es importante para preservar la confianza en el sistema bancario y disuadir a los clientes de retirar sus ahorros al mismo tiempo en momentos de tensión.

¿Cómo funciona la garantía de depósitos?

Actualmente los sistemas de garantía de depósitos en Europa se organizan a nivel nacional, aunque se han acordado normas mínimas a escala de la UE, que prevén una cobertura de 100.000 euros por depositante. En algunos Estados miembros se aplican normas diferentes para cada categoría de banco, por ejemplo, cajas de ahorros, cooperativas de crédito, bancos públicos o bancos privados.

Si un sistema nacional de garantía de depósitos no pudiera hacer frente a las pérdidas de los depositantes en caso de producirse una gran quiebra bancaria, podría ser preciso recurrir al dinero de los contribuyentes para cubrir los importes necesarios, lo que perjudicaría a las finanzas públicas. La crisis financiera ha demostrado que los problemas de los bancos no se detienen en las fronteras nacionales.

¿Qué hace Europa?

La respuesta europea a la crisis financiera consistió en avanzar en la integración para proteger a los contribuyentes y a los titulares de depósitos. En el contexto de la unión bancaria, la supervisión de los grandes bancos, que en conjunto poseen más del 80 % del total de activos bancarios en la zona del euro, se realiza ahora de manera armonizada en toda la zona del euro a través del Mecanismo Único de Supervisión, formado por el BCE y los supervisores nacionales. Asimismo, el Mecanismo Único de Resolución se encarga del proceso de reestructuración ordenada de las entidades declaradas inviables o previsiblemente inviables.

Los líderes europeos están discutiendo cómo podría organizarse un sistema de protección más fuerte y más uniforme a nivel europeo. Se trata del último pilar necesario para completar la unión bancaria.

Un sistema europeo de garantía de depósitos sería una manera de proteger a los depositantes con independencia de dónde estén. La puesta en común de recursos permitiría gestionar de forma más sencilla perturbaciones fuertes o crisis financieras sistémicas que superen las capacidades nacionales, sin necesidad de recurrir al dinero público. Un sistema de este tipo también debilitaría el vínculo entre los bancos y sus gobiernos nacionales, ya que los bancos dependerían menos del dinero público en caso de crisis.

¿Cómo funcionaría el sistema europeo de garantía de depósitos?

La Comisión Europea propuso que el sistema europeo se introduzca por etapas. Se necesitarían varios años hasta que las aportaciones bancarias al fondo de garantía de depósitos alcanzaran el objetivo del 0,8 % de los depósitos cubiertos. Este porcentaje equivaldría a aproximadamente 43.000 millones de euros según datos de 2011. Los estudios realizados muestran que dicho importe sería suficiente para cubrir los desembolsos que deberían realizarse incluso en situaciones más graves que la crisis financiera mundial ocurrida entre 2007 y 2009. Las propuestas actuales prevén que las aportaciones de cada banco al fondo de garantía de depósitos estén vinculadas a los riesgos que asuma en comparación con otros bancos de la unión bancaria, en lugar de con otros bancos de su mismo Estado miembro.