Opciones de búsqueda
Home Medios El BCE explicado Estudios y publicaciones Estadsticas Poltica monetaria El euro Pagos y mercados Empleo
Sugerencias
Ordenar por
  • NOTA DE PRENSA

Se observa un cambio gradual en los hábitos de pago en la zona del euro

2 de diciembre de 2020

  • El efectivo es el instrumento más popular para los pagos minoristas en persona, pero su uso está disminuyendo gradualmente
  • Aumentan los pagos con tarjeta con tecnología sin contacto
  • La encuesta sugiere que la pandemia de coronavirus ha acelerado el uso de los métodos de pago sin efectivo

Los consumidores de la zona del euro prefieren cada vez más las tarjetas para los pagos minoristas en persona, si bien el efectivo siguió siendo el instrumento más utilizado a finales de 2019, como muestran los datos publicados hoy por el Banco Central Europeo (BCE).

El año pasado los adultos de la zona del euro utilizaron efectivo para el 73 % de las operaciones minoristas en el punto de venta y entre personas (48 % en términos de importe). En 2016 dicha cifra era del 79 % (54 % en términos de importe) según un estudio anterior realizado por el BCE.

Durante esos tres años, el uso de tarjetas para pagos minoristas en persona aumentó en 5 puntos porcentuales, del 19 % al 24 % (41 % en términos de importe). Casi cuatro de cada diez operaciones con tarjeta se efectuaron utilizando tecnología sin contacto en 2019.

En sus compras a través de Internet, los adultos de la zona del euro pagaron principalmente con tarjeta (49 % de las operaciones) y una de cada cuatro operaciones online se realizó mediante soluciones de pago electrónico. Cuatro de cada diez facturas se abonaron mediante adeudo directo y dos de cada diez, mediante transferencia.

Para entender el posible impacto de la actual pandemia en los hábitos de pago de los consumidores, el BCE complementó su estudio de 2019 con una encuesta específica llevada a cabo en julio de 2020. Cuatro de cada diez participantes indicaron que utilizaban el efectivo con menor frecuencia desde el inicio de la pandemia. Aunque la mayoría de los encuestados incluidos en esta categoría esperaba seguir con esta práctica después de la pandemia, el impacto a largo plazo en los hábitos de pago es aún incierto.

«La libertad de los consumidores para elegir su método de pago es primordial para nosotros. Por ello tratamos de asegurar que el efectivo sea aceptado, y esté disponible, en cualquier lugar de la zona del euro, a la vez que promovemos la innovación en materia de pagos digitales, incluso en nuestros trabajos relacionados con la posible emisión de un euro digital», señaló el miembro del Comité Ejecutivo Fabio Panetta.

Los datos que se publican hoy ayudarán al BCE y a los bancos centrales nacionales de la zona del euro a entender mejor la demanda de los consumidores y las tendencias de los mercados, así como a implementar las estrategias sobre pagos minoristas y efectivo del Eurosistema, que incluyen la promoción de soluciones de mercado competitivas, innovadoras y robustas de ámbito paneuropeo y el compromiso de que el efectivo siga siendo un medio de pago accesible y aceptado en toda la zona del euro.

Persona de contacto para consultas de los medios de comunicación: Esther Tejedor, tel.: +49 69 1344 95596.

Notas

Estrategia del efectivo 2030