European Central Bank - eurosystem
Opciones de búsqueda
Home Medios El BCE explicado Estudios y publicaciones Estadísticas Política monetaria El euro Pagos y mercados Empleo
Sugerencias
Ordenar por

La digitalización y la revisión de la estrategia

Vivimos en un mundo cada vez más digital, lo que también afecta al funcionamiento de la economía. Cuando ajustamos nuestra política monetaria para mantener los precios estables, siempre tenemos en cuenta la economía. Por ello, para el BCE, es importante entender cómo le afecta la digitalización.

¿Por qué la digitalización ha formado parte de la revisión de nuestra estrategia?

La digitalización afecta a la economía

Nuestro trabajo es mantener los precios estables. Para hacerlo bien, necesitamos entender el funcionamiento de nuestra economía, que es algo que está cambiando rápidamente. La última vez que revisamos nuestra estrategia, en 2003, todavía se hacían negocios utilizando el fax. Ahora se usa el teléfono móvil.

La digitalización es uno de los cambios que han tenido lugar en la economía. Por ejemplo, ahora podemos realizar la mayoría de nuestras compras a través de Internet sin tener que desplazarnos a las tiendas. Podemos pagar con el teléfono sin necesidad de ir al banco a sacar dinero. Y podemos ver películas en dispositivos móviles con nuevas tecnologías que han sustituido a los antiguos videoclubs.

Debido a su impacto en la economía, la digitalización también puede afectar a nuestro modo de mantener los precios estables. Por ello, el Consejo de Gobierno ha incluido la digitalización en la revisión de nuestra estrategia.

¿De qué manera afecta la digitalización a nuestra política monetaria?

La digitalización puede afectar a los precios

Hoy podemos comparar precios de todo el mundo con solo pulsar un botón y encontrar el precio más bajo en cuestión de segundos. Esto significa que las empresas no pueden subir los precios sin arriesgarse a que los clientes se inclinen por una oferta más barata en Internet, lo que puede mantener la inflación —la tasa de variación de los precios generales de los bienes y servicios a lo largo del tiempo— en niveles bajos.

También hace que medir los precios sea más complicado

Para realizar bien nuestro trabajo necesitamos una medida fiable de la inflación. Pero la digitalización dificulta la medición de los precios. Por ejemplo, las nuevas tecnologías permiten a las empresas cobrar precios distintos a clientes diferentes por un mismo producto. Muchos de los servicios por los que antes solíamos pagar ahora son «gratuitos». Estos cambios pueden hacer que medir la inflación sea más difícil.

La digitalización afecta al entorno en el que opera la política monetaria

Las nuevas tecnologías digitales que sustituyen a las antiguas pueden repercutir en los diferentes sectores de actividad y en el tipo de puestos de trabajo que se demanda. Esto cambia la economía. Cuando ajustamos nuestra política monetaria para mantener los precios estables, siempre tenemos en cuenta la economía. Para tomar las decisiones correctas, primero tenemos que entender cómo podría responder la economía a ellas, para lo que es necesario mantenerse al tanto de fenómenos como la digitalización.

Un futuro con digitalización

Durante la reciente pandemia, hemos sido testigos de la cantidad de personas que han abrazado las tecnologías digitales. La digitalización está más presente en nuestra vida diaria. Ha llegado para quedarse y seguirá cambiando nuestra forma de vida y el funcionamiento de nuestra economía. Por eso es importante que sigamos comprendiendo de qué manera la digitalización está afectando a la economía.

MÁS INFORMACIÓN
Digitalisation: channels, impacts and implications for monetary policy
REVISIÓN DE LA ESTRATEGIA
¿Buscas más información?