¿Qué se entiende por capacidad productiva sin utilizar?

18 de julio de 2018

El concepto «capacidad productiva sin utilizar» se refiere a la cantidad de recursos no utilizados en la economía. Las máquinas que están paradas en una fábrica o las personas que no encuentran empleo representan capacidad productiva sin utilizar para un economista.

Normalmente existe capacidad productiva sin utilizar cuando la demanda es insuficiente para absorber todo lo que la economía es capaz de producir. Los economistas consideran necesario hacer un seguimiento de esta infrautilización porque puede ofrecer señales importantes de lo que está ocurriendo en la economía.

¿Por qué los bancos centrales realizan un seguimiento de la capacidad productiva sin utilizar?

Un volumen elevado de capacidad productiva sin utilizar en la economía suele significar que un gran número de personas están buscando empleo. Aunque la economía se encuentre en el inicio de una fase expansiva, la presión sobre las empresas para que eleven los salarios es aún débil. Esto significa que no necesitan subir los precios de sus productos para cubrir unos costes salariales más altos. Por tanto, no hay peligro de que la inflación se descontrole, y el banco central puede mantener los tipos de interés sin variación. Puede incluso considerar estimular la economía, por ejemplo reduciendo los tipos de interés o aplicando medidas no convencionales, para evitar que la inflación disminuya demasiado durante un período excesivamente largo o que se produzca una deflación.

Sin embargo, pasado un tiempo, a medida que el empleo repunta y aumenta la producción de las empresas, la capacidad productiva sin utilizar empieza a desaparecer. La economía está a punto de lograr su plena capacidad. Es difícil encontrar nuevos empleados y las empresas tienen que elevar los salarios para conservar a sus trabajadores. Como consecuencia, los precios pueden aumentar de forma más acusada. Para el banco central esto significa que probablemente sea el momento de subir los tipos de interés para mantener la estabilidad de los precios.

Por tanto, la cantidad de capacidad productiva sin utilizar proporciona información sobre las presiones inflacionistas actuales y futuras en la economía. Es uno de los factores que pueden ayudar al banco central a adoptar decisiones de política monetaria —cuándo elevar o recortar los tipos de interés—. Es esencial que esas medidas se apliquen en el momento oportuno. Elevar los tipos de interés demasiado pronto puede poner en peligro la recuperación económica, pero hacerlo demasiado tarde puede dar lugar a una mayor inflación.

¿Cómo se mide la capacidad productiva sin utilizar?

La medición de la capacidad productiva sin utilizar plantea importantes problemas, por lo que es un concepto que suele formar parte del debate económico. Para medirla, los economistas emplean la brecha de producción, que es la diferencia entre lo que se produce realmente en una economía (producto real) y su capacidad de producción (producto potencial). El producto real se mide mediante el producto interior bruto. El producto potencial es un concepto que se refiere a la cantidad de bienes y servicios que una economía es capaz de producir cuando sus recursos —como población activa, equipo, infraestructuras y tecnología— se utilizan de una manera eficiente que se puede mantener a lo largo del tiempo.

El producto real puede ser menor o mayor que el producto potencial. Cuando es menor, los economistas hablan de una brecha de producción negativa. Esta aparece cuando en la economía no se utiliza toda la capacidad productiva. Cuando el producto real es mayor que el producto potencial, los economistas hablan de una brecha de producción positiva. Esta surge cuando la demanda es muy elevada y la economía opera a un nivel superior al que puede mantener de forma sostenible.

Capacidad productiva sin utilizar Capacidad productiva sin utilizar

Dado que el producto potencial es un concepto teórico, no se puede medir directamente y los expertos utilizan diferentes metodologías para calcularlo, por lo que obtienen resultados diferentes. Para complicar aún más las cosas, las estimaciones del producto potencial suelen ser más inciertas en el período que más interesa a los bancos centrales: el pasado reciente y el presente. Como resultado, la capacidad productiva sin utilizar y la brecha de producción rara vez quedan fuera del debate económico.