European Central Bank - eurosystem
Opciones de búsqueda
Home Medios El BCE explicado Estudios y publicaciones Estadísticas Política monetaria El euro Pagos y mercados Empleo
Sugerencias
Ordenar por

¿Qué son las comunicaciones sobre el clima?

21 de abril de 2023

Las comunicaciones sobre el clima son documentos que organizaciones como empresas, bancos e instituciones como el BCE publican para informar sobre la huella de carbono de sus actividades y su exposición a los riesgos climáticos. Nos indican la medida en que sus actividades afectan y se ven afectadas por el cambio climático.

Por ejemplo, pueden mostrar la cantidad de CO2 que producen las fábricas de una empresa, el efecto de fenómenos meteorológicos extremos, como inundaciones o sequías, en su actividad, o la naturaleza más o menos ecológica de sus inversiones. También pueden decirnos lo que la organización tiene previsto hacer al respecto.

La información sobre el clima puede comunicarse de distintas formas: mediante un informe, en una página web o por otro medio de comunicación al público

¿Cuál es la utilidad de las comunicaciones sobre el clima?

Con la información que aportan, nos ayudan a tomar decisiones mejor fundamentadas. Al igual que las etiquetas nutricionales nos ayudan a elegir alimentos más saludables, las comunicaciones sobre el clima nos señalan opciones más ecológicas cuando compramos o invertimos. Si todos las tenemos en cuenta para decidir, se destinará más dinero a actividades y tecnologías que hagan que nuestra economía sea más verde.

Las comunicaciones sobre el clima también ofrecen al público una imagen más precisa de los riesgos de hacer negocios con determinadas empresas o bancos. Por ejemplo, una empresa con elevadas emisiones de gases de efecto invernadero podría verse en dificultades si las nuevas políticas climáticas la obligasen a cambiar sus prácticas comerciales.

Podría perder parte de su negocio o incluso tener que cerrar, especialmente si no cuenta con una estrategia sólida para reducir sus emisiones de carbono o hacer frente al impacto del cambio climático. Cualquiera que tenga acciones de esa empresa o que le haya concedido préstamos podría perder mucho dinero. Algunos inversores y bancos podrían soportar tales pérdidas, pero no todos. Por tanto, los riesgos climáticos pueden crear problemas e inestabilidad en el conjunto de la economía. 

¿Por qué las comunicaciones sobre el clima son importantes para el BCE?

Como banco central, nuestro trabajo consiste en vigilar los riesgos. Tenemos que entender de dónde proceden los riesgos climáticos, su posible impacto y lo que debe hacerse para abordarlos. La información de las comunicaciones sobre el clima puede hacer que nuestro análisis sea más preciso, lo que nos permitirá tomar las decisiones adecuadas para contribuir a mantener la estabilidad de nuestra moneda y del sistema financiero.

Como supervisor bancario, pedimos a los bancos que tengan en cuenta los riesgos relacionados con el clima, e insistimos en que sean transparentes sobre su exposición a estos riesgos, especialmente en los sectores intensivos en carbono (como la construcción o los textiles) y en las zonas propensas a catástrofes climáticas.

Por ejemplo, los bancos deben recopilar y publicar información sobre las emisiones de las empresas a las que prestan dinero. También deben dar a conocer las medidas que están introduciendo para que sus negocios sean más verdes y, por tanto, para facilitar la transición hacia una economía más sostenible.

Toda esta nueva información arrojará luz sobre los costes ocultos de los riesgos climáticos.

Nuestras comunicaciones sobre el clima

El BCE y los bancos centrales de la zona del euro (que, juntos, forman el Eurosistema) también publican información sobre su huella de carbono y cómo planean reducirla. En la Declaración Ambiental anual del BCE explicamos cómo estamos tratando de hacer que nuestras operaciones sean más ecológicas. Por ejemplo, estamos utilizando menos electricidad y reduciendo las emisiones de los viajes de negocios.

En marzo de 2023 publicamos por primera vez información climática sobre algunas de nuestras tenencias de activos, incluidos los bonos corporativos comprados como parte de nuestra política monetaria. Los bancos centrales del Eurosistema también publican información sobre la huella de carbono de otras de sus inversiones, como los fondos de pensiones.

Hacer que las comunicaciones sobre el clima sean comparables

La forma en que medimos y divulgamos los riesgos climáticos debe seguir un conjunto de normas común.

Para tener una imagen clara, necesitamos poder comparar la información climática entre diferentes tipos de organizaciones y, a ser posible, entre países. Además, debemos tener la seguridad de que la información es significativa y fiable. Solo así nos resulta útil y nos permite tomar decisiones que ayuden a gestionar mejor los riesgos climáticos y hacer que nuestra economía sea más ecológica.

Por tanto, la divulgación de información sobre el clima debe exigirse legalmente a todos los bancos y empresas. Algunas de estas normas comunes ya existen y pronto serán vinculantes como, por ejemplo, la Directiva sobre la presentación de información sobre sostenibilidad por parte de las empresas de la UE.

A escala internacional, el Consejo de Normas Internacionales de Sostenibilidad está trabajando en normas que se aplicarían también fuera de Europa y facilitarían la comparación entre países.