Banking Supervision
Español
Other languages4 +
Menu

Discurso de bienvenida con ocasión de la inauguración de «Arte in situ» del BCE

Discurso de bienvenida pronunciado por Mario Draghi, presidente del BCE,
inauguración «Arte in situ»,
Fráncfort del Meno, 6 de octubre de 2015

Estimados colegas:

Señoras y señores:

Me complace darles la bienvenida a este evento con el que celebramos la finalización del concurso «Arte in situ» que convocamos en febrero de 2014, y la terminación de nuestro nuevo edificio.

Deseo dar la bienvenida, en particular, a los ganadores del concurso, Liam Gillick, Giuseppe Penone y Nedko Solakov, que a partir de los temas propuestos, «Estabilidad e independencia» y «Unida en la diversidad», han creado expresiones que reflejan la vida de una comunidad en construcción, en todos los sentidos.

¡Enhorabuena!

«Si tuviera que empezar de nuevo, empezaría por la cultura».

Esta cita suele atribuirse a Jean Monnet, uno de los padres fundadores de la Unión Europea. Aunque no es seguro que fuera él quien las pronunciara, estas palabras son, sin duda, muy acertadas. El arte ha trascendido las fronteras, mucho antes de que el proyecto europeo comenzara a borrarlas de los mapas.

La historia europea del último siglo muestra cómo ideas comunes que sirvieron de inspiración a artistas de distintos países (vanguardias artísticas como la «Bauhaus» o el movimiento CoBrA, fundado en 1948, dos años antes de la Declaración Schuman) pueden difundirse por todo el continente y crear un sentido de unidad incluso durante los períodos más difíciles.

A menudo, los artistas se adelantan a su tiempo. Sus obras tienden a escapar a los dictados políticos, a denunciar nacionalismos y a superar guerras. La exposición «Documenta» es un buen ejemplo. Celebrada por primera vez en 1955, en la ciudad alemana de Kassel, cerca del «telón de acero», fue durante mucho tiempo un escaparate de la democracia y del convencimiento de que la división entre Este y Oeste no duraría para siempre.

Aunque posiblemente no siempre tengan conciencia de ello, los artistas son, en muchos casos, nuestros mejores embajadores europeos. Ellos crean un mejor conocimiento y entendimiento recíprocos entre las naciones europeas, sin los que el proyecto y el futuro europeos quedarían anquilosados.

El arte es un elemento de la historia europea, del patrimonio europeo en su expresión más noble. Y también nos recuerda que los valores no son únicamente pecuniario.

Por ello, el BCE, al igual que la mayoría de los bancos centrales de todo el mundo, colecciona obras de arte. Desde el principio nos hemos centrado en el arte contemporáneo. Hoy, nuestra colección consta de 320 obras creadas por 170 artistas de 20 países y comprende pinturas, dibujos, fotografías, esculturas y objetos de arte.

Una de nuestras adquisiciones más recientes es la instalación «Frankfurters, 1980» ubicada en la entrada de nuestra nueva sede. Deseo dar mi más calurosa bienvenida a su autor, Thomas Bayrle.

El arte une, pero dedicarse a él requiere aceptar también diversas perspectivas y la posibilidad de que muchas de estas perspectivas, distintas, e incluso incoherentes, puedan coexistir. En este sentido, el arte representa la idea de la tolerancia, la comprensión de que las diferencias enriquecen y es el mejor reflejo de la idea europea de unión en la diversidad.

La fusión de distintos sistemas y culturas, que les permite existir lado a lado y fomentar sus sinergias, sin dejar de lado sus orígenes, es sin duda una de las lecciones que los artistas nos enseñan.

El arte nos lleva a cuestionar, reflexionar y compartir. Les invito a que durante las visitas guiadas en las que podrán participar esta noche hagan exactamente eso. Este acto de compartir tiene lugar entre personas, así como entre la obra de arte y los ojos de quienes la miran, que no perciben necesariamente lo mismo. No me cabe duda de que nuestro experto, Rein Wolfs, compartirá con Uds. esta noche su interpretación de las tres obras de arte ganadoras.

Los tres artistas a los que agasajamos esta noche, Liam Gillick, Giuseppe Penone y Nedko Solakov, han trabajado traspasando fronteras, reales e imaginarias. Y las obras que han creado para nuestra nueva casa reflejan el concepto de unión en la diversidad.

Antes de ceder la palabra a Rein Wolfs, permítanme concluir expresando mi gratitud a los miembros del comité de selección y del jurado, algunos de los cuales nos acompañan esta noche: Susanne Gaensheimer, Sirje Helme, Mária Hlavajová, Enrique Juncosa, Erkki Liikanen, Frank Stepper, Werner Studener, Rein Wolfs y el presidente del jurado, Benoît Cœuré. Quiero también dar las gracias a los compañeros que han contribuido a la realización del concurso y a la instalación de las obras en nuestro edificio.

Gracias por su atención.

Contactos de prensa