INTERVIEW

Entrevista con Telediario 2, Televisión Española

Entrevista con Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, realizada por Carlos Franganillo el 19 de marzo 2020

20 March 2020

De alguna manera esta compra masiva de deuda puede ayudar sobre todo a países muy afectados, por ejemplo España o Italia, para que no se dispare la prima de riesgo en esta situación tan crítica.

Va a ayudar a todos los países de la zona euro. Había algunos que tenían una posición más débil, que sus finanzas públicas eran también más frágiles que las de otros. Pero lo que no va a consentir el BCE es que en absoluto haya ningún tipo de fragmentación en los mercados de deuda pública, que no vuelva la pesadilla de la prima de riesgo. Tenemos una crisis sanitaria enorme, tenemos una crisis económica muy profunda y vamos a evitar que se transfiera a una especie de crisis financiera o a una crisis de deuda. Eso lo vamos a evitar porque el BCE está al servicio de los ciudadanos europeos.

Han dicho desde el Banco Central Europeo que van a hacer todo lo que tengan que hacer ante esta crisis. ¿Se guarda el Banco Central Europeo más cartuchos para las próximas semanas o meses si la situación se extiende o se agrava?

Siempre podemos hacer más. El compromiso, como decían anteriormente en las noticias que ustedes presentaban, es ilimitado. Vamos a hacer lo que haga falta para evitar que una pandemia que tiene un impacto enorme en la actividad económica se transforme en una crisis de deuda o una crisis del sistema financiero. Eso no lo vamos a consentir. Entre otras razones porque evidentemente en estos momentos tenemos una situación en la que hay que actuar con una intensidad brutal.

Usted ha dicho que las medidas del gobierno español, como otros planes que han puesto en marcha países europeos, son las medidas adecuadas pero ha dejado entrever también estos días que la Unión Europea quizá no ha respondido tan eficientemente. ¿Teme que una crisis como esta pase factura al proyecto europeo?

Esperemos que no. El BCE ya ha actuado. Y ha actuado con toda su responsabilidad. Lo que nos queda fundamentalmente es que también los países vayan actuando, que van actuando, con sus políticas fiscales. Y hace falta una respuesta paneuropea. Hace falta una respuesta de política fiscal conjunta de la Unión. Yo estoy convencido de que esto acabará ocurriendo. El BCE no puede ser la única política que se utilice desde el punto de vista económico. No puede ser que la política monetaria sea el único instrumento de actuación. Estoy convencido de que los diferentes países actuarán al respecto y tendremos una posición conjunta desde el punto de vista de los instrumentos fiscales de la Unión Europea para hacer frente a una crisis enorme. El impacto económico va a ser muy muy muy importante. La única esperanza es que esperamos que sea temporal. Hay que poner en marcha todas las medidas para que no se destruya tejido económico; para que empresas que son solventes puedan sobrevivir y que una vez que pase esta situación de emergencia sanitaria puedan volver a funcionar.

Usted habla de una posible crisis temporal, una especie de paréntesis. Lo han dicho aquí también las autoridades españolas. Pero ¿cree que va a ser así o puede haber un impacto que deje consecuencias graves en las economías europeas durante mucho tiempo?

Va a depender de lo que dure la crisis sanitaria y, la verdad, yo no me atrevería a decir cuánto va a durar. Tenemos un indicador adelantado, que es lo que ha pasado en China. China tuvo con dos meses de anticipación lo que nos está ocurriendo a nosotros y ahora está volviendo a la normalidad. Eso es, desde luego, un elemento de esperanza: de esta se puede salir. Desde el punto de vista económico tenemos que buscar los instrumentos para pasar este periodo con el menor coste económico y, por supuesto, sin coste financiero desde el punto de vista de la situación de los mercados de deuda.

Speaking engagements

Contactos de prensa