Menu
NOTA DE PRENSA

Quinto Seminario de Alto Nivel de los Bancos Centrales del Eurosistema y de América Latina

10 de diciembre de 2010

El Quinto Seminario de Alto Nivel de los Bancos Centrales del Eurosistema y de América Latina, celebrado hoy en Madrid, y presidido por Miguel Fernández Ordóñez, gobernador del Banco de España, y Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo, ha centrado principalmente sus deliberaciones en las repercusiones económicas y en las respuestas de política económica a los desequilibrios globales y a los flujos financieros..

El objetivo del seminario, que ha tenido lugar en el Banco de España y se ha organizado conjuntamente con el Banco Central Europeo, ha sido continuar el diálogo en materia de política económica entre los bancos centrales de Europa y de América Latina, tras la celebración del cuarto Seminario en 2009 en México.

El Seminario ha contado con una amplia participación de gobernadores y representantes de alto nivel de los bancos centrales del Eurosistema y de América Latina, así como de autoridades de algunas organizaciones internacionales, como el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA) y la Comisión Europea.

Reequilibrio global

La primera sesión se centró en el problema de los desequilibrios globales y de su reequilibrio. A este respecto, los gobernadores debatieron las perspectivas y los riesgos de que los desequilibrios vuelvan a ampliarse, así como la relación entre los desequilibrios globales y la crisis financiera mundial.

Los gobernadores pusieron de relieve el hecho de que la reducción de los desequilibrios globales que tuvo lugar durante la crisis podría no ser duradera, destacando la necesidad de hacer frente a los factores determinantes estructurales de dichos desequilibrios. Asimismo, se observó que los desequilibrios externos reflejan también desequilibrios internos y que, como consecuencia de la crisis, estos últimos, en muchos países, se han transformado de desequilibrios privados en déficits del sector público. En este contexto, se consideró esencial fomentar el ahorro nacional en los países que registran déficit. Además, en el caso de las economías con superávit se estimó apropiado reequilibrar el crecimiento hacia la demanda interna. Concretamente, en el caso de los países emergentes que registran superávit, se estima que la reforma y el fortalecimiento de las redes de protección social, y el desarrollo de los mercados financieros nacionales son fundamentales para lograr el reequilibrio global. En general, se consideró que debe aumentarse la flexibilidad de los tipos de cambio, a fin de reflejar los fundamentos subyacentes. Por último, a juicio de los gobernadores, la importancia de la cooperación internacional en materia de políticas es un elemento clave para hacer frente a los desequilibrios globales.

Flujos financieros y riesgos macroprudenciales

La segunda sesión giró en torno al papel de los flujos financieros en la transmisión de perturbaciones de unos países a otros. En concreto, las economías emergentes se han visto especialmente afectadas por este problema, ya que, en ocasiones, los flujos de capital, impulsados por factores de índole global, se han traducido en aumentos de los precios de los activos y en excesivas presiones para la apreciación de los tipos de cambio, lo que ha complicado la gestión macroeconómica a nivel interno.

Los participantes coincidieron en que la flexibilidad de los tipos de cambio podría actuar como un importante factor de absorción de las perturbaciones para los países que registran fuertes y volátiles entradas de capitales, mientras que los controles de capital deben aplicarse con cautela, debido a las distorsiones duraderas que conllevan. Además, un sector financiero sólido y resistente contribuiría también a acomodar estos flujos. Asimismo, se reconoció que las herramientas macroprudenciales pueden desempeñar un papel a la hora de mitigar el apalancamiento y que actualmente se está trabajando en este ámbito. Los participantes analizaron también el papel de las redes de seguridad globales, como las nuevas facilidades de crédito del FMI.

Cooperación internacional en materia de política económica

En la tercera sesión se examinaron las medidas de política económica adoptadas a nivel global en respuesta a la crisis financiera. Los principales temas de debate fueron las iniciativas internacionales más recientes, la valoración del grado de cooperación alcanzado entre los países, en particular, entre las economías avanzadas y las emergentes, y las propuestas de mejora de las redes de seguridad de carácter global.

Los gobernadores de ambas regiones compartieron la opinión de que la crisis ha reforzado la necesidad de cooperación a nivel mundial en materia de políticas. La gobernanza mundial involucra ahora en mayor medida a un mayor número de países y ha logrado centrarse, con mayor intensidad, en los aspectos financieros, económicos y regulatorios. En particular, los gobernadores expresaron su satisfacción por la creación del «Marco para un crecimiento sólido, sostenible y equilibrado» del G20 y por la eficaz cooperación a nivel de bancos centrales. Los participantes coincidieron en la necesidad de lograr más progresos en las áreas de supervisión internacional de las políticas y cooperación global.

Los gobernadores expresaron su gratitud al Banco de España por la organización de este Seminario y destacaron el valor de esta forma única de diálogo entre América Latina y Europa, que esperan que continúe en el futuro.

Las sexta edición del Seminario se celebrará en Chile en 2012.

Banco de España

  • Logo of the Banco de España

Contactos de prensa