Producción y reservas de billetes

En abril del 2001, el Consejo de Gobierno del BCE decidió que la producción de los billetes en euros debería organizarse según un modelo descentralizado y mancomunado, una vez concluida la introducción inicial del efectivo. Por consiguiente, desde 2002 cada banco central nacional de la zona del euro tiene asignada una parte de la producción anual de determinadas denominaciones de billetes, y se hace cargo de sus costes de fabricación.

En septiembre de 2002, el Consejo de Gobierno decidió establecer una reserva estratégica de billetes del Eurosistema, que sería utilizada en circunstancias excepcionales, es decir, cuando las reservas logísticas del Eurosistema sean insuficientes para hacer frente a un incremento imprevisto de la demanda de billetes, o en caso de interrupción repentina del suministro.

Las reservas logísticas y estratégicas garantizan que los bancos centrales nacionales puedan atender en todo momento la demanda de billetes, con independencia de que provenga o no de un país perteneciente a la zona del euro. Las reservas logísticas satisfacen la demanda de billetes en condiciones normales a fin de:

  • sustituir los billetes devueltos no aptos para la circulación (de calidad insuficiente)
  • atender los aumentos de circulación previstos
  • hacer frente a las fluctuaciones de la demanda en determinadas épocas
  • optimizar el transporte de billetes entre las sucursales de los bancos centrales

Segunda serie de billetes en euros

Los billetes de la serie Europa se están introduciendo gradualmente en los países de la zona del euro. Ya se han emitido cuatro denominaciones de esta serie: 5€, 10€, 20€ y 50€. El billete de 50€ entró en circulación el 4 de abril de 2017.

¿Maneja efectivo en su trabajo? Consulte nuestro material informativo sobre los billetes en euros.