Lucha contra la falsificación

Para la fabricación de los billetes en euros se utiliza tecnología de impresión muy sofisticada. Los billetes en euros llevan además incorporada una serie de elementos de seguridad bien diferenciados, que permiten distinguirlos fácilmente de posibles falsificaciones, sin recurrir a equipos especiales, y tienen así un efecto disuasorio.

Centro de Análisis de Falsificaciones

El BCE lleva a cabo un atento seguimiento de los avances tecnológicos que se producen en impresión y reproducción, así como de las falsificiaciones detectadas. Estas falsificaciones son analizadas por los bancos centrales de la zona del euro y el Centro de Análisis de Falsificaciones del BCE, que se encarga de la coordinación de la información técnica y estadística sobre las mismas. La información almacenada en la base de datos del centro está asimismo a disposición de las fuerzas de seguridad nacionales y otros organismos que intervienen en la lucha contra la falsificación. Además, el BCE trabaja en estrecha colaboración con Europol (la Oficina Europea de Policía), a la que se ha designado como oficina central para la coordinación de las medidas destinadas a la protección del euro, así como con Interpol (la Organización Internacional de Policía Criminal) y la Comisión Europea.

Prevención del uso ilegal de las imágenes digitales de los billetes

Las tecnologías contra la falsificación, respaldadas por el Grupo de Bancos Centrales para la Disuasión de Falsificaciones (CBCDG, en sus siglas en inglés), del que forman parte diez de las principales autoridades mundiales emisoras de billetes, impiden la falsificación por medios digitales y, al evitar la producción de billetes falsos, reducen las pérdidas de los particulares y las empresas que pudieran aceptarlos. El sistema de disuasión está basado en tecnologías contra la falsificación que impiden que los ordenadores personales y los programas de tratamiento de imágenes digitales procesen y reproduzcan imágenes de billetes protegidos, previniendo así la reproducción no autorizada. Sin embargo, para fines legítimos, el BCE facilita imágenes de alta resolución de los billetes.

A fin de mantener y consolidar la integridad del euro como moneda mundial, el BCE gestiona, coordina y financia actividades de investigación y desarrollo en materia de billetes.