NOTA DE PRENSA

Decisiones de política monetaria

16 de marzo de 2000

En su reunión de hoy, a la que también asistió el Sr. R. Prodi, presidente de la Comisión Europea, el Consejo de Gobierno del BCE ha adoptado las siguientes decisiones de política monetaria:

  1. El tipo de interés aplicable a las operaciones principales de financiación se incrementará en 0,25 puntos porcentuales hasta situarse en el 3,50% con efectos a partir de la operación que se liquidará el 22 de marzo de 2000.

  2. El tipo de interés aplicable a la facilidad marginal de crédito se incrementará en 0,25 puntos porcentuales hasta situarse en el 4,50% con efectos a partir del 17 de marzo de 2000.

  3. El tipo de interés aplicable a la facilidad de depósito se incrementará en 0,25 puntos porcentuales hasta situarse en el 2,5% con efectos a partir del 17 de marzo de 2000.

Tras haber realizado el examen periódico de las perspectivas sobre la evolución de precios en la zona del euro, basado en la información más reciente proporcionada por la evolución monetaria, financiera y otros indicadores económicos, el Consejo de Gobierno ha confirmado la valoración que el presidente del BCE presentó en su declaración preliminar previa a la conferencia de prensa celebrada tras la reunión del Consejo de Gobierno el 2 de marzo de 2000, así como en el Boletín mensual del BCE publicado con posterioridad. Como se señaló en ambas ocasiones, la situación económica y las perspectivas para la zona del euro se presentan más favorable en la actualidad de lo que lo fueron en toda la década anterior. Al mismo tiempo, la existencia de riesgos alcistas para la estabilidad de precios fue considerada como motivo para adoptar una actitud vigilante . La decisión adoptada hoy toma en consideración la presencia de estos riesgos y contribuye al mantenimiento de unas perspectivas favorables para la economía de la zona del euro.

En lo referente al primer pilar en que se basa la estrategia de política monetaria del Eurosistema, la prolongada desviación del crecimiento de M3 respecto del valor de referencia del 4,5% apunta a la existencia de una amplia liquidez en la zona del euro, en especial, contemplada conjuntamente con el elevado ritmo de crecimiento del crédito concedido al sector privado.

Por lo que respecta al segundo pilar, la mayoría de los indicadores y de las previsiones apuntan a la acentuación de las presiones alcistas sobre la inflación de los precios de consumo a medio plazo. La fuerte elevación experimentada por los precios del petróleo y la pasada tendencia a la baja del tipo de cambio del euro han incrementado las presiones al alza sobre los costes de importación y los precios industriales. En este contexto de fuerte recuperación cíclica existe el riesgo de que estos acontecimientos pudiesen, como efecto secundario, repercutir de forma duradera sobre la inflación de los precios de consumo.

El incremento de los tipos de interés del BCE se produce tras las decisiones sobre los tipos de interés adoptadas el 4 de noviembre de 1999 y el 3 de febrero de 2000 y supone una continuación de la actuación encaminada a contrarrestar de forma anticipada y preventiva los posibles riesgos alcistas sobre la estabilidad de precios. El hecho de garantizar un entorno no inflacionista contribuye, asimismo, a garantizar un crecimiento económico sostenido en la zona del euro.

Contactos de prensa