NOTA DE PRENSA

Información semestral sobre la falsificación del euro

11 de julio de 2007

En el primer semestre del 2007, se retiraron de la circulación un total de 265.000 billetes en euros falsos. Las cifras semestrales que figuran en el siguiente cuadro muestran que el nivel de falsificación ha fluctuado ligeramente durante los cuatro últimos años.

Período 2003/2 2004/1 2004/2 2005/1 2005/2 2006/1 2006/2 2007/1
Número de billetes falsos 312.000 307.000 287.000 293.000 286.000 300.000 265.000 265.000

Al comparar estas cifras con el número de billetes en euros auténticos en circulación (una media de 11 mm durante el primer semestre del 2007), la cantidad de billetes falsos es muy reducida.

En el primer semestre del 2007, la gran mayoría de billetes falsos (un 97%) se detectó, como en ocasiones anteriores, en países de la zona del euro. Aproximadamente un 3% provenía de Estados miembros de la UE no pertenecientes a la zona del euro y sólo una parte mínima del resto del mundo.

El cuadro que figura a continuación muestra el desglose de billetes falsos por denominación:

5€ 10€ 20€ 50€ 100€ 200€ 500€
Desglose por denominación (en %) 1 3 15 50 20 10 1

Durante el primer semestre del 2007, el billete más falsificado ha sido el de 50€, representando aproximadamente la mitad de los billetes falsos en circulación detectados. En conjunto, las falsificaciones de las tres denominaciones intermedias (20€, 50€ y 100€) han representado aproximadamente un 85% del total de billetes falsos.

Los ciudadanos pueden confiar en la calidad de los billetes en euros y sus elementos de seguridad. No obstante, el Eurosistema, esto es, el Banco Central Europeo (BCE) y los trece bancos centrales nacionales de la zona del euro, sigue recomendando a los ciudadanos que se mantengan alerta y comprueben la autenticidad de los billetes que reciben. Los billetes falsos pueden distinguirse fácilmente de los auténticos utilizando el sencillo método «TOQUE-MIRE-GIRE» descrito en las publicaciones del Eurosistema y en los sitios web del BCE y de los bancos centrales nacionales del Eurosistema. En caso de duda, el billete sospechoso debe compararse directamente con un billete que se sepa que es auténtico. Toda persona que sospeche que puede haber recibido un billete falso debe dirigirse a la policía o —en los casos en los que la práctica nacional lo permita— al banco central nacional correspondiente, facilitando tantos detalles como sea posible sobre el origen del billete.

Contactos de prensa