Opciones de búsqueda
Home Medios El BCE explicado Estudios y publicaciones Estadísticas Política monetaria El euro Pagos y mercados Empleo
Sugerencias
Ordenar por

El nombre y el logotipo del BCE podrían utilizarse con fines fraudulentos

¿Tiene conocimiento el BCE de que se esté cometiendo algún fraude?

Sí. Periódicamente los ciudadanos denuncian fraudes en los que el nombre o el logotipo del BCE se utilizan indebidamente, así como tramas de suplantación de personal del BCE.

En caso de recibir un correo electrónico sospechoso, no abra ningún enlace contenido en él, ni ningún archivo adjunto y no responda a ninguna invitación, ni participe en ninguna campaña.

Si alguien se pone en contacto con usted diciendo que tiene dinero suyo y que trabaja para el BCE, es una estafa. No somos un banco comercial, por lo que no tenemos cuentas con particulares.

El BCE nunca le pedirá datos personales por correo electrónico, teléfono, mensaje de texto o mensaje instantáneo. Los miembros del Comité Ejecutivo jamás se pondrán en contacto con usted en relación con su patrimonio personal o para cuestiones financieras.

¿Cuáles son los casos de fraude más habituales?

  • ¿Le han dicho que el BCE está cobrando comisiones por las transferencias internacionales?
  • ¿Le han dicho que el BCE es un banco comercial que presta servicios de banca electrónica?
  • ¿Le han pedido que realice un pago a través de un sitio de banca electrónica o de un servicio de atención al cliente falsos del BCE?
  • ¿Le han pedido que realice un pago porque el BCE está bloqueando las transferencias de dinero?
  • ¿Le han pedido que realice un pago porque el BCE está recaudando depósitos o pagos para comprar/canjear bitcoins u otras criptomonedas o recuperando fondos para personas que son víctimas de fraudes?
  • ¿Le han animado a contratar un préstamo del BCE en condiciones muy ventajosas?

Si ha vivido alguna de estas situaciones, ha sido víctima de un fraude.

¿Cómo puedo reconocer un correo fraudulento enviado en nombre del BCE?

Los correos fraudulentos a menudo parecen provenir del BCE, pero suelen contener errores. Los siguientes consejos que le ayudarán a reconocer un correo fraudulento.

  • Compruebe el remitente: el BCE envía sus correos electrónicos desde cuentas terminadas en @ecb.europa.eu o @ecb.int. Desconfíe de los correos electrónicos reenviados.
  • Compruebe si el texto contiene errores de redacción o de mecanografía inusuales.
  • Compruebe los enlaces contenidos en el correo electrónico: pase el ratón sobre el enlace sin hacer clic en él para ver el texto completo del enlace. Algunos programas de correo electrónico muestran ese texto en la parte inferior de la pantalla. Si en el enlace no aparece la dirección ecb.europa.eu, es probable que el correo electrónico sea fraudulento.
  • En general, sospeche de correos electrónicos inesperados que le pidan actuar de forma inmediata (por ejemplo, transferir dinero urgentemente) o que parezcan demasiado buenos para ser verdad.

¿Qué puedo hacer para protegerme?

No transfiera dinero a menos que esté seguro de quién lo recibirá y no revele datos, como su número de cuenta bancaria, número de documento de identidad o cualquier otra información personal.

El BCE declina toda responsabilidad por el uso indebido de su nombre, logotipos o dirección en tramas destinadas a engañar al público. Le aconsejamos que comunique los casos de fraude a las fuerzas de seguridad de su país o que solicite asesoramiento a las autoridades nacionales competentes pertinentes.

¿Desea saber más sobre la cláusula de exención de responsabilidad y los derechos de autor?

Más información