¿Cómo nos beneficia el euro?

14 de noviembre de 2018 (actualizado a 16 de enero de 2019)

Más de 340 millones de europeos compartimos la moneda única. El euro es una parte importante de nuestra vida cotidiana: está en nuestra cartera y en nuestra cuenta corriente. Sin embargo, es mucho más que un medio práctico para efectuar pagos. Nos ayuda a satisfacer necesidades y aspiraciones importantes. Es una moneda segura y estable que nos permite ahorrar e invertir con confianza. Con el euro es más fácil vivir, trabajar y estudiar en otro país de la zona del euro. El euro nos acerca.

El euro existe ya desde hace 20 años y, durante este tiempo, ha demostrado ser una moneda estable y que inspira confianza. En el BCE, junto con los bancos centrales de los países de la zona del euro, velamos por el euro para que los ciudadanos puedan confiar en que su dinero esté seguro y beneficiarse del euro de muchas maneras, ahora y en el futuro.

Estabilidad y prosperidad

Al igual que la mayoría de las personas, seguramente quieras prosperar económicamente y tener un buen trabajo que te sustente a ti y a tu familia. En nuestra actividad como banco central, mantenemos los precios estables y con ello contribuimos al crecimiento de la economía y a la creación de puestos de trabajo. Nuestro objetivo principal es el mantenimiento de la estabilidad de precios. Con ello se crean las condiciones necesarias para la prosperidad y para un futuro económico estable que permita hacer planes. En la vida cotidiana, unos precios estables hacen que se pueda confiar en el valor futuro de nuestro dinero y que las empresas puedan invertir y crecer. Podemos tener la tranquilidad de que un euro hoy será un euro mañana.

Juntos somos más fuertes

Los ciudadanos europeos formamos una comunidad culturalmente diversa de personas que comparten valores similares. Juntos aspiramos a preservar la paz, la democracia y la libertad. También aspiramos a lograr una mayor prosperidad económica y a tener una voz más fuerte en la escena internacional.


Con nuestra unión para formar el bloque comercial más grande del mundo y con la creación del mercado único para Europa seguimos avanzando para lograr con éxito nuestros objetivos. La moneda única ha promovido la integración europea para que todas las personas que viven en la zona del euro puedan obtener los beneficios del mercado único.

Los billetes y monedas en euros que llevamos en el bolsillo son un símbolo tangible de la unidad europea. El euro nos da un sentido de pertenencia y nos recuerda a diario lo mucho que hemos conseguido.

Con el euro es fácil

Podemos utilizar los euros que llevamos en la cartera en 19 países europeos sin tener que cambiar moneda ni pagar comisiones. La moneda única hace que viajar a esos países sea más cómodo y más barato y facilita otros aspectos de nuestra vida, como estudiar, trabajar o vivir en el extranjero. El euro permite a los consumidores de la zona del euro comparar precios directamente y efectuar pagos a otros países. También contribuye a reducir las preocupaciones de las empresas en relación con los tipos de cambio.

¿Sabías que…?

En los últimos 20 años, desde la introducción del euro, los precios se han mantenido estables en la zona del euro.

Desde el 1 de enero de 1999, la tasa media de inflación ha sido del 1,7 %, inferior a la registrada en los distintos países en los años 70, 80 y 90, cuando aún no habían introducido el euro.

Con nuestra unión somos más ricos.

El producto interior bruto (PIB) por habitante en la UE probablemente sería hoy un 20 % más bajo que si no hubiera habido integración desde la Segunda Guerra Mundial.

La zona del euro es una de las economías más fuertes y de mayor tamaño del mundo.

En términos de PIB per cápita, la zona del euro ocupa el segundo puesto entre las economías más importantes del mundo.

El euro es una de las monedas más importantes del mundo.

La proporción de pagos internacionales efectuados en euros y en dólares estadounidenses es aproximadamente igual, y el euro es la segunda moneda preferida a nivel mundial para las operaciones de endeudamiento y de préstamo.

El apoyo popular al euro es sólido y cada vez mayor.

De acuerdo con los resultados de la encuesta del Eurobarómetro de otoño de 2018, tres cuartas partes de los habitantes de la zona del euro (75 %) apoya la moneda única, el nivel más alto registrado desde 2004.

En la Unión Europea llevamos disfrutando de más de 70 años ininterrumpidos de paz.

Actualización: Esta entrada se ha actualizado el 16 de enero de 2019 para reflejar los resultados del Eurobarómetro de otoño de 2018.