¿En qué consiste la obligación de rendir cuentas del BCE?

10 de julio de 2015

La actuación del BCE afecta a 340 millones de personas y a millones de empresas en la zona del euro. Concretamente, influye en sus decisiones de ahorrar o invertir, y de pedir o conceder préstamos. Por este motivo, rinde, y debe rendir, cuentas, y se esfuerza en explicar sus decisiones a los ciudadanos, a sus representantes, a la prensa y a los mercados financieros.

Formalmente, el BCE, en tanto que institución de la UE, rinde cuentas ante los ciudadanos a través del Parlamento Europeo. Esta obligación está recogida en los Tratados de la Unión Europea, en los que se especifican asimismo los distintos canales para la rendición de cuentas, que incluyen un diálogo regular entre el presidente del BCE y el Parlamento Europeo.

Rendición de cuentas

Además de cumplir sus obligaciones legales, los miembros del Comité Ejecutivo examinan periódicamente la evolución económica, la política monetaria y otras cuestiones importantes en sus discursos y en las entrevistas que conceden a la prensa, que se publican, principalmente en inglés, en el sitio web del BCE. Algunas de estas intervenciones se traducen a una o más lenguas. Desde principios de 2015, el BCE publica también reseñas de las reuniones del Consejo de Gobierno en las que se adoptan decisiones de política monetaria a fin de incrementar la transparencia de sus actuaciones, además de la conferencia de prensa que celebra después de las reuniones dedicadas a dichas decisiones.