Opciones de búsqueda
Home Medios El BCE explicado Estudios y publicaciones Estadsticas Poltica monetaria El euro Pagos y mercados Empleo
Sugerencias
Ordenar por

¿Qué son los saldos TARGET2?

12 de agosto de 2020

Quizás haya leído en la prensa que algunos países de la zona del euro tienen grandes saldos negativos (pasivos) en TARGET2, mientras que otros tienen grandes saldos positivos (activos) —y todo tipo de teorías sobre lo que esto significa—. Pero, ¿en qué consisten realmente?

¿Qué es TARGET2?

TARGET2 («sistema automatizado transeuropeo de transferencia urgente para la liquidación bruta en tiempo real 2») es un sistema que mueve dinero entre bancos, dentro y fuera de nuestras fronteras. Los bancos centrales y las entidades de crédito lo utilizan para procesar pagos en euros y mover el dinero entre ellos con seguridad y facilidad, lo que resulta esencial para que la economía funcione.

Los bancos centrales y las entidades de crédito tienen cuentas en TARGET2.

Más información sobre TARGET2 y su funcionamiento

¿Qué son los saldos TARGET2?

En un mercado integrado, el dinero se mueve constantemente, incluso entre países. Cada euro que sale de un país concreto de la zona del euro o del BCE no permanece allí necesariamente.

El flujo neto de dinero entre dos países (es decir, el total recibido menos el total enviado) se anota en los balances de sus bancos centrales nacionales, independientemente de que la transferencia parta de una entidad de crédito o del banco central. Los saldos TARGET2 son la acumulación de estos flujos a lo largo del tiempo. El BCE también envía y recibe dinero a escala transfronteriza para aplicar su política monetaria, por lo que tiene su propio saldo TARGET2.

Para evitar que los bancos centrales de la zona del euro tengan saldos separados frente a todos los demás bancos centrales de la zona del euro y frente al BCE, los saldos bilaterales se simplifican en un único saldo frente al BCE al final del día.

En resumen, si las entidades de crédito de un país han enviado, en general, más dinero a través de TARGET2 del que han recibido, su banco central tendrá un saldo negativo. Si han recibido más del que han enviado, el banco central tendrá un saldo positivo. Si los pagos enviados y los pagos recibidos coinciden, el saldo TARGET2 de ese banco central será igual a cero.

La acumulación de flujos de dinero a lo largo del tiempo genera saldos TARGET2.

Saldos TARGET2 Saldos TARGET2

¿Por qué las entidades de crédito envían dinero a entidades de crédito de otros países?

Los bancos centrales y las entidades de crédito efectúan pagos transfronterizos entre ellos a través de TARGET2:

industria

para pagar bienes, servicios o activos financieros adquiridos o contratados en otros países (en su nombre o en el de sus clientes)

préstamos

para prestarse dinero

política monetaria

para aplicar la política monetaria; por ejemplo, los bancos centrales nacionales de la zona del euro realizan operaciones de mercado abierto a través de las cuales las entidades de crédito pueden obtener dinero aportando activos de garantía adecuados

¿Por qué un saldo TARGET2 positivo se denomina «activo» y un saldo negativo «pasivo»?

Está relacionado con la contabilidad y el balance. Para entenderlo, se deben tener en cuenta dos hechos:

  1. La zona del euro tiene una moneda, pero como está compuesta por varios países, no existe un único banco central con un balance del euro, sino que el banco central de cada país tiene su propio balance. TARGET2 dispone de componentes separados para cada banco central a fin de reflejar esta circunstancia.
  2. Cuando un banco central emite dinero por primera vez, se anota en su balance en el lado del pasivo (como depósito), mientras que los activos correspondientes al dinero creado se anotan en el lado del activo (por ejemplo, como préstamo).

Por lo que se refiere a TARGET2, cuando el dinero se mueve entre países de la zona del euro a través de TARGET2, el banco central del país que recibe el dinero lo anota en su balance como pasivo adicional. Sin embargo, solo se mueve el pasivo: el activo permanece en el balance original.

Por ejemplo, si los euros emitidos originalmente en Italia terminan en Alemania, desde un punto de vista contable, el banco central alemán tendrá un pasivo adicional (el dinero), mientras que el activo permanecerá en el banco central italiano. Esto significa que el balance ya no cuadra: el banco central alemán tiene que añadir una partida compensatoria para reflejar que ahora hay más euros en su balance que los creados originalmente, mientras que el banco central italiano también tiene que añadir esa partida para reflejar que tiene menos euros en su balance que los creados originalmente. Esta partida —denominada «saldo TARGET2»— es un activo para el Bundesbank y un pasivo para la Banca d’Italia.

Obviamente, en una unión monetaria como la nuestra, no existe ninguna diferencia entre un euro emitido en un país o en otro. Se crea en algún lugar, pero no tiene que permanecer allí y, de hecho, es esencial, y constituye uno de los motivos de la unión monetaria, que pueda moverse a otros países con libertad y facilidad.

Activos y pasivos en TARGET2

Activos y pasivos en TARGET2 Activos y pasivos en TARGET2

¿Por qué han aumentado los saldos TARGET2 desde la crisis financiera?

Normalmente, las entidades de crédito se prestan dinero entre ellas a través del mercado monetario. Sin embargo, cuando estalló la crisis de 2008, la confianza se esfumó y una mayor cantidad de dinero se mantuvo, o se refugió, en países percibidos como menos vulnerables. Como consecuencia, las entidades de crédito de los países más afectados por la crisis experimentaron dificultades para obtener financiación. Dado que el mercado interbancario es un elemento clave para el funcionamiento del sector bancario, el BCE y los bancos centrales nacionales de la zona del euro decidieron actuar.

Los bancos centrales proporcionaron a las entidades de crédito la financiación necesaria. Gran parte de este dinero sirvió para sustituir la financiación en los mercados que se había paralizado, especialmente la que las entidades de crédito de los países percibidos como menos vulnerables concedían a las ubicadas en los países percibidos como más vulnerables. Por tanto, entre 2008 y 2012, los saldos TARGET2 aumentaron a causa de la mayor cantidad de dinero creada y de su movimiento transfronterizo en términos netos.

Los saldos TARGET2 han vuelto a aumentar desde 2015, pero por otros motivos relacionados con las decisiones de política monetaria adoptadas por el BCE, conjuntamente con los bancos centrales del Eurosistema.

¿Qué medidas adoptadas desde 2015 por el BCE, conjuntamente con los bancos centrales nacionales de la zona del euro, han contribuido al aumento de los saldos TARGET2?

En 2015 el BCE introdujo un nuevo programa —el programa de compras de activos— como parte del paquete de medidas diseñado para respaldar el retorno de la inflación a niveles compatibles con nuestro objetivo. Como parte de este programa, los bancos centrales de los países de la zona del euro compran diferentes activos a escala transfronteriza a cambio de dinero. Esto significa que la cantidad total de dinero está aumentando otra vez, pero ahora con el impulso del BCE.

Con frecuencia los activos adquiridos por un banco central están en poder de inversores de otros países —incluidos países no pertenecientes a la zona del euro— que normalmente tienen cuentas bancarias en alguno de los centros financieros de la zona del euro, como Fráncfort, Luxemburgo o Ámsterdam.

Así pues, por ejemplo, supongamos que en el marco del programa de compras de activos, el banco central de España compra un bono en poder de un inversor con cuenta bancaria en Fráncfort. Para ingresar el dinero en la cuenta alemana del vendedor, el Banco de España realiza una transferencia transfronteriza a través de TARGET2. La cuenta del vendedor se acredita y el banco central alemán aumenta su saldo activo en TARGET2, mientras que el Banco de España aumenta su saldo pasivo.

Debido a que muchos activos se han comprado a inversores con cuentas en Alemania, se ha producido un flujo de dinero hacia ese país. El dinero ha permanecido en países como Alemania porque la rentabilidad de otras inversiones seguras (como la deuda pública nacional) ha sido relativamente baja. Como consecuencia de esta acumulación de dinero, ha aumentado, por un lado, el saldo activo en TARGET2 del Bundesbank y, por otro, el saldo pasivo de los países que envían dinero.

Saldos TARGET de los bancos centrales nacionales participantes

Saldos TARGET de los bancos centrales nacionales participantes

(mm de euros; saldos vivos a finales de junio de 2020)

Fuente: BCE

¿Entonces el aumento de los saldos TARGET2 no es motivo de preocupación?

Los saldos TARGET2 pueden ser un importante indicador de lo que está ocurriendo en la economía, es decir, de la dirección en la que se mueve el dinero en la zona del euro. Sin embargo, su determinante e interpretación pueden variar a lo largo del tiempo y los flujos de dinero transfronterizos son un elemento básico de una unión monetaria.

En ocasiones los saldos TARGET2 pueden indicar que algo va mal, por ejemplo, si grandes cantidades de dinero salen de un determinado país porque existe preocupación por su situación financiera. Si así fuera, los saldos TARGET2 no serían la única señal de que hay un problema.

Los actuales saldos TARGET2 entre países son fundamentalmente el resultado de las medidas de política monetaria diseñadas por el BCE para impulsar la economía. No se deben a tensiones financieras y, por tanto, no son un motivo de preocupación.

Más información sobre el tema: