Normas mínimas de comprobación automática de la aptitud de los billetes en euros mediante máquinas de tratamiento de billetes

En las comprobaciones de aptitud, se consideran no aptos los billetes en euros con defectos respecto de los cuales se han establecido los requisitos obligatorios que se exponen a continuación.

El nivel de tolerancia aceptable en la comprobación de la aptitud por las máquinas de tratamiento de billetes es del 5%; es decir, las máquinas pueden clasificar erróneamente como aptos un máximo del 5% de los billetes en euros que no cumplan los criterios de aptitud.

CUADRO 1: LISTA DE CRITERIOS PARA LA SELECCIÓN AUTOMÁTICA DE APTITUD
Defecto Definición
1. Suciedad Presencia de suciedad por todo el billete en euros en general
2. Mancha Concentración de suciedad localizada
3. Inscripción Dibujo o escritura marcados o escritos por cualquier medio en un billete en euros
4. Decoloración Falta de tinta en todo o parte del billete en euros, por ejemplo, un billete lavado
5. Rasgadura No precisa aclaración
6. Perforación No precisa aclaración
7. Mutilación Faltan una o varias partes del billete en euros en al menos uno de sus bordes (y no son perforaciones)
8. Reparación Partes de uno o varios billetes en euros unidas por cinta adhesiva, pegamento u otros medios
9. Arrugas Pliegues múltiples e irregulares
10. Flacidez Deterioro estructural que ocasiona una notable falta de rigidez
11. Doblez No precisa aclaración
12. Esquina doblada No precisa aclaración

Información adicional sobre los criterios de selección

1. SUCIEDAD

La suciedad aumenta la densidad óptica de los billetes en euros. En el cuadro que figura a continuación se especifica el aumento de densidad máximo en muestras límite en relación con un billete en euros nuevo que los billetes en euros pueden presentar para ser clasificados como aptos:

CUADRO 2: NIVELES DE DENSIDAD ÓPTICA
Denominación-Serie Aumento de densidad máximo en muestras límite en relación con un billete en euros nuevo Filtro
5€-ES2 0,04 Magenta
10€-ES2 0,04 Magenta
20€-ES2 0,07 Magenta
50€-ES2 0,07 Magenta
     
5€-ES1 0,06 Magenta
10€-ES1 0,06 Magenta
20€-ES1 0,08 Magenta
50€-ES1 0,07 Magenta
100€-ES1 0,07 Magenta
200€-ES1 0,04 Magenta
500€-ES1 0,04 Magenta

Los niveles de densidad óptica de las denominaciones de la serie Europa (ES2) que no se han emitido aún se definirán antes de su emisión.

No son aptos los billetes en euros que no cumplan estos criterios. Los bancos centrales nacionales (BCN) tienen billetes en euros de referencia que muestran los niveles de suciedad correspondientes a estos valores. Las mediciones densitométricas de los billetes en euros de referencia se basan en los criterios siguientes:

  • Norma para las mediciones de densidad: ISO 5, partes 3 y 4
  • Norma para los filtros: DIN 16536
  • Mediciones absolutas: calibración estándar (teja blanca)
  • Filtro de polarización: activado
  • Abertura: 3 mm
  • Iluminación: D65/2
  • Fondo: calibración estándar de teja blanca

El aumento de densidad de un billete de referencia es el valor más alto de los promedios obtenidos en al menos cuatro puntos de medición situados en el anverso y reverso del billete en su zona no impresa y sin modulación de marca de agua.

2. MANCHA

No son aptos los billetes en euros con una concentración de suciedad localizada que cubra al menos 9mm por 9mm de la zona no impresa, o al menos 15mm por 15mm de la zona impresa.

3. INSCRIPCIÓN

Actualmente no existen requisitos obligatorios para la detección de inscripciones.

4. DECOLORACIÓN

La decoloración de los billetes en euros puede ocasionarla, por ejemplo, su lavado o su exposición a agentes químicos agresivos. Este tipo de billetes no aptos puede detectarse con sensores de imagen o UV.

5. RASGADURA

Los billetes en euros con rasgaduras abiertas que no queden total o parcialmente cubiertas por la correa o correas de transporte de la máquina no son aptos si el tamaño de la rasgadura es mayor que el indicado a continuación.

CUADRO 3: RASGADURA
Dirección Anchura Longitud
Vertical 4mm 8mm
Horizontal 4mm 15mm
Diagonal 4mm 18mm1

6. PERFORACIÓN

Los billetes en euros con perforaciones que no queden total o parcialmente cubiertas por la correa o correas de transporte de la máquina no son aptos si la superficie de la perforación es superior a 10 mm2.

7. MUTILACIÓN

No son aptos los billetes en euros cuya longitud se haya reducido en al menos 6 mm o su anchura en al menos 5 mm. Todas las mediciones se refieren a las diferencias respecto de la longitud y anchura nominales de los billetes en euros.

8. REPARACIÓN

Un billete en euros reparado es el que resulta de unir partes de billetes en euros utilizando, por ejemplo, cinta adhesiva o pegamento. No es apto el billete en euros reparado con cinta adhesiva que cubra una superficie mayor de 10mm por 40mm y cuyo grosor sea mayor de 50µm.

9. ARRUGAS

Generalmente, los billetes en euros arrugados pueden identificarse si su rigidez o sus propiedades reflectantes se han reducido. No hay requisitos obligatorios.

10. FLACIDEZ

En la medida de lo posible, deben clasificarse como no aptos los billetes en euros con muy poca rigidez. Dado que la flacidez suele estar relacionada con la suciedad, generalmente los billetes flácidos pueden detectarse también con sensores de suciedad. No hay requisitos obligatorios.

11. DOBLEZ

Por su longitud o anchura reducidas, los billetes en euros con dobleces pueden ser detectados por los sensores de tamaño, además de por los sensores de grosor. No obstante, debido a las limitaciones técnicas existentes, solamente pueden detectarse aquellos dobleces que se ajusten a los criterios previstos para las mutilaciones, es decir, dobleces que reduzcan la longitud del billete en más de 6 mm o su anchura en más de 5 mm. Los billetes que presenten estos dobleces no son aptos.

12. ESQUINA DOBLADA

Los billetes con esquinas dobladas no son aptos si la superficie doblada excede de 130 mm2 y la longitud del borde de menor tamaño excede de 10 mm.

1 Medida trazando una línea recta desde el extremo superior de la rasgadura hasta el borde del billete en el que esta comienza (proyección rectangular), en lugar de medir la longitud de la rasgadura en sí misma.