NOTA DE PRENSA

Declaración de la CE, del BCE y del FMI sobre la primera misión de revisión en Grecia

5 de agosto de 2010

Los equipos formados por personal de la Comisión Europea (CE), del Banco Central Europeo (BCE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI), realizaron una visita a Atenas del 26 de julio al 5 de agosto, para llevar a cabo la primera revisión trimestral del programa económico del Gobierno griego, respaldado a través de préstamos de países de la zona del euro por un importe de 80 mm de euros y de un Acuerdo de derecho de giro de 30 mm de euros con el Fondo. La estrategia y las políticas clave siguen siendo las descritas en la Carta de intención y el Memorando de políticas económicas y financieras de mayo de 2010.

De acuerdo con nuestra valoración general, el programa se ha iniciado con gran decisión. Se han logrado los resultados de los objetivos cuantitativos fijados para final de junio, impulsados por la estricta aplicación del programa fiscal, y reformas importantes se han adelantado al calendario previsto. No obstante, aún persisten importantes retos y riesgos.

La contracción de la economía resulta acorde con las proyecciones contenidas en el programa de mayo: se espera que el PIB se reduzca un 4% en 2010 y en torno al 2,5% en 2011. La tasa de inflación es más elevada de lo esperado –hemos revisado nuestra estimación hasta el 4,75% para 2010– impulsada al alza por los incrementos de los impuestos indirectos. No hay signos de que se estén produciendo efectos de segunda vuelta, por lo que se espera que la inflación se reduzca con rapidez.

Por lo que se refiere a la política fiscal, las autoridades han mantenido el gasto en niveles significativamente inferiores al límite presupuestario en el ámbito estatal. Esto ha compensado las desviaciones causadas por problemas en el control del gasto en el ámbito subnacional (administraciones locales, hospitales y Administraciones de Seguridad Social) y se logró el objetivo general de déficit para el final de junio. De cara al futuro, para hacer frente a los posibles riesgos sobre los objetivos fiscales, resulta fundamental estrechar el control sobre el gasto y realizar un seguimiento, en especial en el ámbito subnacional. El refuerzo adicional de la administración tributaria constituye otro reto esencial, incluida la reducción del fraude fiscal por parte de las personas con mayor riqueza y de rentas más elevadas. Esto es fundamental para asegurar los ingresos tributarios y promover la equidad general del programa de ajuste.

En el sector financiero, se ha producido un deterioro moderado en la adecuación de capital, ya que la morosidad se ha incrementado en consonancia con las expectativas. Recientemente, más del 90 por ciento de los activos del sistema bancario griego participaron en las pruebas de resistencia del Comité de Supervisores Bancarios Europeos y todos, excepto en el caso de una entidad de crédito estatal, las superaron, contribuyendo con ello a reducir la volatilidad de los mercados. Acogemos favorablemente que el Gobierno haya encargado una revisión estratégica del sector bancario y la diligencia debida a los bancos estatales. El Fondo de Estabilidad Financiera, que muy pronto podrá utilizarse, proporcionará un importante mecanismo para afrontar posibles déficits de capital. En nuestra opinión, los 10 mm de euros destinados al Fondo de Estabilidad Financiera en el marco del programa siguen siendo adecuados. En los próximos meses, será importante llevar a cabo un seguimiento atento y continuado del sector financiero.

Se ha logrado avanzar extraordinariamente en las reformas estructurales. La misión valora positivamente la aprobación en el Parlamento griego de la emblemática reforma de las pensiones, de gran alcance según los estándares internacionales. Asimismo, se está llevando a cabo una reforma significativa del mercado de trabajo. La aplicación de las recientes reformas tributaria y presupuestaria resulta esencial para consolidar el saneamiento fiscal. Otras reformas cuya aplicación se prevé a corto plazo son las relativas al transporte, en las que ya se ha logrado un avance significativo, con la liberalización del transporte por carretera, y a la energía. Recuperar la competitividad e impulsar el potencial de crecimiento continúa siendo crucial para el éxito del programa. A este respecto, el reto al que se enfrenta el Gobierno es superar la resistencia de determinados intereses creados en relación con la liberalización de algunas profesiones, la desregulación, la aplicación de la directiva sobre servicios y la eliminación de los obstáculos para el desarrollo del turismo y del comercio.

El Gobierno griego no tiene aún acceso a los mercados internacionales de capitales, excepto para colocar bonos del Tesoro a corto plazo. Sin embargo, el clima de los mercados parece estar mejorando. Aprovechando el margen proporcionado por el apoyo financiero internacional a gran escala, el principal reto para las autoridades griegas continúa siendo la consecución de una trayectoria sólida en la ejecución de las políticas, con el fin de recobrar el acceso a los mercados internacionales de capitales.

Etapas siguientes: el acuerdo alcanzado entre el equipo de expertos y las autoridades griegas allanarán el camino para la conclusión de la primera revisión en el marco del acuerdo de la facilidad de préstamo (zona del euro) y del Acuerdo de derecho de giro, sujeta a la aprobación de la Comisión, el Eurogrupo y la gerencia y el Directorio Ejecutivo del FMI. Su aprobación permitirá el desembolso de 9 mm de euros (6,5 mm de euros de países de la zona del euro y 2,5 mm de euros del FMI).

La misión para la próxima revisión del programa está prevista en octubre de 2010.

Contactos de prensa