NOTA DE PRENSA

Decisiones de política monetaria

27 de abril de 2000

Tras haber realizado el examen periódico de las perspectivas de evolución de los precios en la zona del euro, basado en la información más reciente proporcionada por la evolución monetaria, financiera y otros indicadores económicos, el Consejo de Gobierno del BCE ha adoptado en su reunión de hoy las siguientes decisiones de política monetaria:

  1. El tipo de interés aplicable a las operaciones principales de financiación se incrementará en 0,25 puntos porcentuales hasta situarse en el 3,75%, con efectos a partir de la operación que se liquidará el 4 de mayo de 2000.

  2. El tipo de interés aplicable a la facilidad marginal de crédito se incrementará en 0,25 puntos porcentuales hasta situarse en el 4,75%, con efectos a partir del 28 de abril de 2000.

  3. El tipo de interés aplicable a la facilidad de depósito se incrementará en 0,25 puntos porcentuales hasta situarse en el 2,75%, con efectos a partir del 28 de abril de 2000.

Con la decisión de hoy, el Consejo de Gobierno del BCE continúa su política de responder con carácter preventivo a los riesgos que amenazan al alza la estabilidad de precios a medio plazo. De este modo, la política monetaria aporta su contribución más valiosa al sostenimiento del vigoroso crecimiento económico, de carácter no inflacionista, que se registra actualmente.

El Consejo de Gobierno ha confirmado en sus debates la valoración que el presidente del BCE presentó en su declaración introductoria a la conferencia de prensa celebrada tras la reunión del Consejo de Gobierno de 13 de abril de 2000, así como en el Boletín mensual del BCE publicado con posterioridad. En particular, el Consejo de Gobierno expresó su preocupación por los riesgos que amenazan al alza la estabilidad de precios que, dadas las perspectivas de fuerte expansión económica, se derivan del intenso crecimiento de los agregados monetarios y crediticios así como del actual nivel del tipo de cambio del euro.

El Consejo de Gobierno ha debatido la trayectoria seguida últimamente por los tipos de cambio entre las principales monedas, incluido el reciente declive del euro, y ha examinado sus posibles repercusiones para la estabilidad de precios en la zona del euro. El BCE considera que el nivel actual del euro no refleja la fortaleza de los parámetros económicos fundamentales de la zona del euro.

Contactos de prensa