Economías emergentes

La creciente importancia de las economías emergentes

La creciente importancia de los mercados emergentes y los países en desarrollo (economías emergentes) es muy notoria tanto en términos demográficos y económicos, como a nivel macro y micro económico.

Tendencias demográficas. Las economías emergentes cuentan con más del 80% de la población mundial. Por otra parte, debido a la profunda transformación económica que están experimentando, en muchas de estas economías se están produciendo una rápida urbanización y migraciones masivas desde las zonas rurales a las ciudades.

Importancia económica: evidencia macroeconómica. Mientras las cifras demográficas son altas, el peso económico de estos países cobra cada vez más influencia. El gráfico 1 muestra que la participación de estas economías en el producto mundial, medida a los tipos de cambio de mercado, ha aumentado desde menos del 20% a principios de la década de los ochenta hasta más del 30% en la actualidad. Si se aplica el concepto de la paridad del poder adquisitivo (PPA) —es decir, teniendo en cuenta las diferencias en el coste de la vida— su participación en el PIB mundial es ya del 45%, casi 13 puntos porcentuales más que a comienzos de los noventa. Según se indica en la publicación del FMI Perspectivas de la Economía Mundial, este porcentaje será mayor del 50% en 2013.

Economías emergentes: Participación en el PIB mundial Economías emergentes: Participación en el PIB mundial
Gráfico 1: Participación de las economías emergentes en el PIB mundial en períodos recientes. Gráfico 2: PIB por países en 2010. Fuente: Perspectivas de la Economía Mundial del FMI, junio de 2011

Aunque estas economías son ya fuertes, siguen creciendo vigorosamente. El ritmo de crecimiento de las economías emergentes y su creciente fortaleza frente a las perturbaciones económicas y financieras son positivos para la economía mundial, que puede apoyarse en el dinamismo de estas economías en mayor medida que en el pasado. Los ciudadanos de las economías emergentes han obtenido los beneficios de este rápido desarrollo que ha traído mejores niveles de vida. Entre 2000 y 2009, el PIB per capita ha aumentado en estos países, si bien desde niveles bajos, en más del 70%. La integración de estas economías en los mercados mundiales de bienes y servicios ha variado de forma similar. En cuanto a las exportaciones mundiales de bienes y servicios, la participación conjunta de las economías emergentes casi se ha doblado entre principios de los noventa y 2010, alcanzando aproximadamente el 35%.

Importancia económica: evidencia microeconómica. Mientras las economías emergentes están adquiriendo rápidamente importancia a nivel macroeconómico, su mayor papel a nivel microeconómico es cada vez más patente. En este contexto, por ejemplo, siete de las veinticinco mayores empresas del mundo en términos de valor de mercado son de países de mercado emergentes (véase la lista Global 2000 en www.forbes.com)

Perspectivas económicas a largo plazo. Si la situación actual es prometedora para las economías emergentes, el futuro parece aún más brillante. Las previsiones referidas al crecimiento a largo plazo, basadas en las tendencias demográficas y en los modelos de acumulación de capital y producción, indican que es probable que las economías emergentes desempeñen un papel más importante en la economía mundial. Diversos estudios han obtenido resultados sorprendentes en relación con las perspectivas de crecimiento de estas economías. De acuerdo con algunos de estos estudios, Brasil, Rusia, India y China, en conjunto, podrían representar en 2025 más de la mitad del tamaño de las seis mayores economías industrializadas de la actualidad, y podrían superarlas en menos de cuarenta años.

Perspectivas de la zona del euro

Desde la perspectiva de la zona del euro, el creciente papel de las economías emergentes presenta diversas oportunidades. En particular, el vigoroso crecimiento de estas economías aumenta la demanda de diversos bienes y servicios comerciables respecto de los que la zona del euro cuenta con ventajas comparativas. La competencia de los mercados emergentes refuerza también los incentivos para progresar en la aplicación de reformas estructurales en la zona del euro, que son necesarias en cualquier caso.

Además, la zona del euro tiene el potencial para aprovechar las nuevas oportunidades creadas por estas economías. Sus exportaciones e importaciones de bienes y servicios representan un porcentaje importante del PIB. Respecto a la importancia de las economías emergentes para la zona del euro, hay que subrayar que el porcentaje que representan las exportaciones de la zona a Asia (excluido el comercio dentro de la zona del euro) aumentó desde el 19% en 2000 hasta el 22% en 2009, mientras que las exportaciones a Estados Unidos se redujeron del 17% al 12% en el mismo período. La proporción de las exportaciones totales de la zona del euro que representan las exportaciones a China aumentó desde el 2% en 2000 hasta el 5,3% en 2009. Las exportaciones a Rusia se duplicaron con creces durante el mismo período, pasando del 1,8% al 3,9% y superando, por consiguiente, a las exportaciones a Japón, si bien el porcentaje que representan las exportaciones de la zona a Rusia fue aún más elevado en 2008 (5%), antes del desplome del comercio mundial. Una tendencia similar puede observarse con respecto a India, aunque a mucha menor escala, ya que las exportaciones de la zona del euro a este país representaron solo el 1,7% en 2009.

Procesos de integración regional y relaciones interregionales

El BCE colabora con varias agrupaciones regionales que incluyen a economías emergentes, que recurren a la institución para que comparta su experiencia con los responsables de la formulación de la política monetaria y, en algunas ocasiones, con representantes del mundo académico. Estos seminarios ofrecen una oportunidad más general para un intercambio de información relevante entre el BCE y otras instituciones.

En particular, el BCE organiza junto con el Eurosistema seminarios de alto nivel con bancos centrales y autoridades monetarias en los siguientes paises o regiones:

  • Países del Mediterráneo Meridional y Oriental
  • Reunión de Ejecutivos de Bancos Centrales y Autoridades Monetarias de Asia Oriental y el Pacífico (EMEAP)
  • Bancos centrales de América Latina
  • Consejo de Cooperación del Golfo (CCG)
  • el Banco Central de Rusia

Para más información véanse las notas de prensa sobre Cooperación Internacional y Europea.

También se han celebrado seminarios sobre integración económica regional y otros asuntos de interés común en el marco del Encuentro Asia-Europa (ASEM). Además, el BCE mantiene contactos regulares con entidades regionales como el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN), el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA) y el Banco Interamericano de Desarrollo. Por último, el BCE organiza periódicamente seminarios sobre la situación en Europa Sudoriental y las economías emergentes europeas no pertenecientes a la UE.

Relaciones bilaterales del BCE con las economías emergentes

A lo largo de los años, el BCE ha reforzado sus relaciones bilaterales con las autoridades de las economías emergentes, especialmente con sus bancos centrales, también mediante cooperación técnica.

En particular, firmó en 2002 un Memorandum de Entendimiento con el Banco Central de China, lo que ha posibilitado reforzar la cooperación entre las dos instituciones, lo que incluye reuniones entre los miembros de sus Comités Ejecutivos y la creación de vínculos más estrechos entre el personal. En noviembre de 2007, se adoptó la decisión de establecer un grupo de trabajo permanente del BCE y el Banco Central de China para tratar asuntos de interés común. Este grupo celebra reuniones anuales entre miembros del personal y el presidente del BCE también mantiene conversaciones con el gobernador del Banco Central de China.

El BCE mantiene también estrechas relaciones con los bancos centrales de los países candidatos prestando asistencia técnica.

Por último, el BCE participa, junto con otros representantes y organismos de la Unión Europea, en un diálogo con el llamado grupo BRIC (Brasil, Rusia, India y China).