FACTS slides

  • Slide 1
  • Slide 2
  • Slide 3
  • Slide 4
  • Slide 5
  • Slide 6
  • Slide 7
  • Slide 8
  • Slide 9
  • Slide 10
  • Slide 11
  • Slide 12
  • Slide 13
  • Slide 14
  • Slide 15
  • Slide 16
  • Slide 17
  • Slide 18
  • Slide 19
0/0
  • Slide 1
  • Slide 2
  • Slide 3
  • Slide 4
  • Slide 5
  • Slide 6
  • Slide 7
  • Slide 8
  • Slide 9
  • Slide 10
  • Slide 11
  • Slide 12
  • Slide 13
  • Slide 14
  • Slide 15
  • Slide 16
  • Slide 17
  • Slide 18
  • Slide 19
  • Organización

    El Sistema Europeo de Bancos Centrales

    El Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) está compuesto por:

    • el Banco Central Europeo (BCE); y
    • los bancos centrales nacionales (BCN) de los veintiocho Estados miembros de la UE.

    Por tanto, el SEBC incluye los BCN de los Estados miembros de la UE que todavía no han adoptado el euro -ya sea porque están sujetos a un régimen especial, como Dinamarca y Reino Unido, o porque están acogidos a una excepción, como Suecia- y ocho de los trece Estados miembros que se han adherido a la UE desde mayo del 2004. En consecuencia, estos países siguen utilizando sus monedas nacionales, que gestionan mediante su propia política monetaria, y sus respectivos bancos centrales mantienen, por el momento, la soberanía en este ámbito. Por tanto, dichos países no participan en las actividades principales de la unión monetaria, como la dirección de la política monetaria de la zona del euro.

    No obstante, los BCN no pertenecientes a la zona del euro se han comprometido a respetar los principios de política monetaria orientados al mantenimiento de la estabilidad de precios. Por otra parte, la pertenencia al SEBC implica diversos grados de cooperación activa con el Eurosistema en distintas áreas como, por ejemplo, la participación en el sistema de pagos TARGET2 y la contribución a la recopilación de datos estadísticos. El Mecanismo de Tipos de Cambio II (MTC II) constituye un marco de cooperación con el Eurosistema en materia de política monetaria y de tipos de cambio. El foro institucional de esta cooperación es el Consejo General del BCE.

    La base jurídica del SEBC es el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea (sustituido por el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, en vigor desde el 1 de diciembre de 2009) y los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales y del Banco Central Europeo (Estatutos del SEBC). El Tratado encomienda al SEBC el desempeño de las funciones de banca central en relación con el euro, mientras que los Estatutos definen con mayor precisión el cometido y las funciones asignadas, respectivamente, al BCE y a los BCN.

    El texto del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y el Protocolo anexo sobre los Estatutos del SEBC pueden consultarse en la siguiente dirección de Internet: http://eur-lex.europa.eu/en/treaties/index.htm.

    OR.019 07/13

  • Organización

    El Eurosistema

    Miembros

    Los textos jurídicos que instituyeron el Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) —el Tratado de Maastricht y los Estatutos del SEBC de 1993— se redactaron sobre el supuesto de que todos los Estados miembros de la UE adoptarían el euro y de que, en consecuencia, el SEBC asumiría todas las funciones relacionadas con la moneda única. Sin embargo, hasta que todos los países de la UE hayan adoptado el euro, el «Eurosistema» seguirá siendo el actor principal. El término «Eurosistema», recogido en el artículo 282 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (Tratado de Lisboa) comprende el BCE y los bancos centrales nacionales de los Estados miembros de la UE que han adoptado el euro, se había venido utilizando, aunque no figuraba en ningún texto legislativo.

    El Eurosistema es el sistema de bancos centrales de la zona del euro y está compuesto por:

    • el BCE; y
    • los bancos centrales nacionales (BCN) de los diecisiete Estados miembros de la UE que han adoptado la moneda única.

    Por tanto, el Eurosistema es un subconjunto del SEBC. Dado que las decisiones del BCE sobre, por ejemplo, política monetaria, sólo son aplicables a los países de la zona del euro, es el Eurosistema el que, efectivamente, desempeña las funciones de banco central en la zona. Así pues, el BCE y los BCN contribuyen conjuntamente a la consecución de los objetivos comunes del Eurosistema.

    Razones para la existencia de un sistema en lugar de un banco central único

    Las razones principales para la existencia de un sistema de bancos centrales en Europa son las siguientes:

    • El enfoque del Eurosistema se apoya en las actuales competencias de los BCN y en su marco institucional, infraestructura, conocimientos técnicos y excelente capacidad operativa. Además, algunos bancos centrales realizan también otras funciones distintas de las del Eurosistema.
    • Debido a la extensión geográfica de la zona del euro y a la antigüedad de las relaciones entre las comunidades bancarias nacionales y sus respectivos BCN, se consideró adecuado que las entidades de crédito dispusieran de un punto de acceso al sistema de bancos centrales en cada Estado miembro participante.
    • Debido a la variedad de naciones, lenguas y culturas de la zona del euro, los BCN están en mejor situación para servir de puntos de acceso al Eurosistema que un banco central supranacional.

    La misión del Eurosistema puede consultarse en la dirección: www.ecb.europa.eu/ecb/orga/escb/html/mission_eurosys.es.html

    OR.002 01/12

  • Organización

    El papel de los bancos centrales nacionales como parte integrante del Eurosistema

    Los bancos centrales nacionales (BCN) tienen personalidad jurídica propia de acuerdo con la legislación nacional de sus respectivos países. Los BCN de la zona del euro —que forman parte integrante del Eurosistema— desempeñan las funciones encomendadas al Eurosistema con arreglo a las normas establecidas por los órganos rectores del BCE. Los BCN también colaboran en las tareas del Eurosistema y del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) mediante la participación de sus expertos en distintos comités (véase la diapositiva «Comités del Eurosistema/SEBC»).

    Los BCN pueden ejercer funciones ajenas al Eurosistema bajo su propia responsabilidad, a menos que el Consejo de Gobierno considere que su realización interfiere en los objetivos y tareas del Eurosistema.

    Dichas funciones ajenas al Eurosistema varían dependiendo de los países y consisten, principalmente, en la prestación de distintos tipos de servicios financieros y administrativos a las Administraciones Públicas. La mayoría de los BCN participa, por ejemplo, en la supervisión de las instituciones financieras de sus respectivos países, y algunos gestionan sus propias fábricas de billetes.

    La misión del Eurosistema puede consultarse en la dirección: www.ecb.europa.eu/ecb/orga/escb/html/mission_eurosys.es.html.

    OR.003 01/12

  • Organización

    El Banco Central Europeo

    Tras la adopción del Tratado de Lisboa, el BCE ha pasado a ser una institución de la Unión Europea (artículo 13). De acuerdo con el Tratado, las atribuciones del BCE se circunscriben a un ámbito claramente delimitado: las funciones de banca central para el euro (artículos 127 a 133 y 282 a 283 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea).

    El BCE tiene su sede en Fráncfort del Meno (Alemania) y sus oficinas están repartidas en tres edificios situados en el centro de la ciudad. Actualmente se está construyendo una nueva sede en la zona este de la ciudad, que está previsto que esté terminada en 2014.

    El BCE es una institución verdaderamente europea, que cuenta con 1.638 empleados (en 2012), procedentes de los veintiocho países de la Unión Europea (UE). En sus comienzos, muchos de los empleados del IME y del BCE provenían de los bancos centrales nacionales de los Estados miembros de la UE, sin embargo, actualmente, el BCE atrae también a expertos de otros sectores.

    OR.019 07/13

  • Organización

    Estructura organizativa del BCE

    Las unidades organizativas del BCE se agrupan en áreas de actividad (Direcciones Generales [DG], y Direcciones [D]) formadas por Divisiones y Secciones.

    La responsabilidad general de la gestión ordinaria compete al Comité Ejecutivo.

    La estructura organizativa del BCE refleja las tareas que realiza, que pueden dividirse en actividades principales, estrechamente relacionadas con las funciones establecidas en el Tratado, y actividades de apoyo.

    Actividades principales

    • D Billetes
    • DG Economía
    • DG Estabilidad Financiera
    • DG Estadística
    • DG Estudios
    • D Gestión de Riesgos
    • DG Operaciones de Mercado
    • DG Pagos e Infraestructura de Mercado
    • DG Relaciones Internacionales y Europeas
    • DG Servicios Jurídicos
    • Programa Target2-Securities
    • Representación del BCE en Washington, D.C.
    • Secretaría de la JERS

    Actividades de apoyo

    • Asesoría del Comité Ejecutivo
    • DG Administración
    • DG Comunicación y Servicios Lingüísticos
    • DG Recursos Humanos, Presupuesto y Organización
    • DG Sistemas de Información
    • D Auditoría Interna
    • DG Secretaría

    Los detalles acerca de la estructura organizativa del BCE pueden consultarse en la dirección: www.ecb.europa.eu/ecb/orga/orgachart/bas.

    OR.005 01/13

  • Organización

    Clave para la suscripción de capital del BCE

    Las participaciones de los bancos centrales nacionales (BCN) en la clave de capital del BCE reflejan la participación de los Estados miembros en la población y en el producto interior bruto de la UE, con igual peso.

    Los BCN del Eurosistema han de desembolsar íntegramente el capital suscrito. Los bancos centrales nacionales no pertenecientes a la zona del euro deben desembolsar un porcentaje mínimo del capital que hayan suscrito, como contribución a los costes operativos del BCE.

    Puede obtener más información en www.ecb.europa.eu/ecb/orga/capital/

    OR.006 01/12

  • Organización

    Independencia

    La razón que justifica la independencia de los bancos centrales es que la competencia de crear dinero ha de estar separada de la competencia para gastarlo. De cara a una posible reelección, los gobiernos podrían ceder a la tentación de reducir los tipos de interés, una medida que da impulso a corto plazo a la economía pero que a largo plazo incrementa la inflación y, en última instancia, reduce la deuda pública. Por tanto, en la actualidad, la independencia del banco central es una característica de muchos países indistrializados y se considera un elemento clave del buen funcionamiento de la economía.

    La independencia del BCE y de los bancos centrales nacionales (BCN) que componen el Eurosistema tiene carácter «constitucional», puesto que está recogida en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y en los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales (Estatutos del SEBC), en lugar de en el derecho derivado. La independencia constituye un elemento indispensable que facilita el mantenimiento de la estabilidad de precios.

    El concepto de independencia incluye:

    Independencia funcional

    La independencia funcional requiere un objetivo prioritario claramente definido además del grado de seguridad jurídica necesario para que el banco central disponga de los medios e instrumentos para conseguirlo, independientemente de cualquier otra autoridad. El objetivo prioritario del SEBC, establecido en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y en los Estatutos del SEBC, es el mantenimiento de la estabilidad de precios.

    Independencia institucional

    Los artículos 130 y 282 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, así como el artículo 7 de los Estatutos del SEBC se refieren expresamente al principio de independencia institucional. De acuerdo con su tenor, ni el BCE, ni los BCN, ni ningún miembro de sus órganos rectores recabarán ni aceptarán instrucciones procedentes de las instituciones u organismos de la Unión, de ningún Gobierno de un Estado miembro, ni de ningún otro organismo. Además, se prohíbe a las instituciones y organismos de la Unión y a los Gobiernos de los Estados miembros tratar de influir en los miembros de los órganos rectores del BCE o de los BCN.

    Independencia personal

    Las disposiciones de los Estatutos relativas a la estabilidad en el cargo de los miembros de los órganos rectores del BCE refuerzan la garantía de la independencia de los bancos centrales estableciendo un mandato mínimo de cinco años, renovable, para los gobernadores de los BCN, y un mandato de ocho años, no renovable, para los miembros del Comité Ejecutivo del BCE. Además, los miembros de los órganos rectores no pueden ser relevados de su cargo por razones distintas a las mencionadas en los Estatutos del SEBC.

    Independencia financiera

    El BCE y los BCN deben estar facultados para disponer con autonomía de recursos financieros suficientes para cumplir su mandato. El BCE tiene su propio capital, suscrito y desembolsado por los BCN, y su propio presupuesto, independiente del de otras instituciones europeas. Los Estados miembros han de impedir que los recursos financieros de los BCN resulten insuficientes para el desempeño de las tareas relacionadas con el SEBC y de las funciones que tienen asignadas en el ámbito nacional.

    OR.007 01/12

  • Organización

    Rendición de cuentas

    La rendición de cuentas es un elemento básico de las estructuras democráticas. El Eurosistema tiene competencia exclusiva sobre la política monetaria de la zona del euro y, por tanto, es depositario de la soberanía monetaria. El respeto a los principios fundamentales de las sociedades democráticas exige al BCE rendir cuentas ante los ciudadanos y sus representantes elegidos democráticamente, a fin de equilibrar el considerable grado de independencia que se le ha otorgado.

    En consecuencia, el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales (Estatutos del SEBC) contienen una serie de disposiciones que requieren que el BCE, como cualquier otro banco central independiente, someta sus actuaciones y decisiones al escrutinio público. Incuestionablemente, el BCE tiene el máximo interés en explicar y justificar sus decisiones para fomentar la confianza del público en sus políticas.

    La legitimidad de la independencia del BCE se fundamenta en un marco global de exigencias de rendición de cuentas. Por tanto, el BCE tiene que explicar y justificar ante los ciudadanos europeos y sus representantes elegidos democráticamente el uso que hace de las facultades y prerrogativas que le han sido conferidas.

    Información: publicaciones y conferencias de prensa

    El Tratado y los Estatutos del SEBC imponen al BCE una serie de exigencias de información, que comprenden desde la publicación de un informe anual, un informe trimestral y un estado financiero consolidado semanal, hasta comparecencias ante el Parlamento Europeo.

    El BCE cumple todas estas exigencias e incluso las supera, por ejemplo, con la publicación de un Boletín Mensual en lugar de un informe trimestral, la celebración de conferencias de prensa mensuales para explicar sus decisiones de política monetaria, y la publicación mensual, desde diciembre del 2004, de otras decisiones adoptadas por el Consejo de Gobierno distintas de las decisiones por las que se establecen los tipos de interés.

    Discursos y comparecencias públicas

    Los miembros del Consejo de Gobierno pronuncian numerosos discursos y conceden entrevistas en toda la zona del euro para explicar las políticas del BCE. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 284 del Tratado, el BCE también informa regularmente al Parlamento Europeo de las decisiones de política monetaria adoptadas y de sus otras funciones. La comparecencia trimestral del presidente del BCE ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo constitute el principal foro de estos intercambios periódicos de opiniones. El Presidente también presenta el Informe Anual del BCE ante la sesión plenaria del Parlamento Europeo.

    Además de las obligaciones que le impone el Tratado, el BCE responde a las preguntas escritas formuladas por miembros del Parlamento Europeo sobre cuestiones relacionadas con el mandato del BCE.

    Controles financieros

    Las cuentas del BCE y de los bancos centrales nacionales (BCN) también son objeto de control, con arreglo a lo previsto en el artículo 27 de los Estatutos del SEBC, por auditores externos independientes recomendados por el Consejo de Gobierno y aprobados por el Consejo de la UE. Los auditores tienen plenos poderes para examinar todos los libros y cuentas del BCE y de los BCN, así como para obtener la información necesaria acerca de sus operaciones.

    Asimismo, el Tribunal de Cuentas Europeo tiene encomendada la tarea de examinar la eficiencia operativa de la gestión del BCE y pública los resultados de dicho examen en su informe anual. Por último, el BCE también está sujeto al control de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF).

    Accounts of monetary policy discussions

    Four weeks after each monetary policy meeting of the Governing Council the ECB publishes an “account” of the discussion. The account contains a review of financial market, economic and monetary developments as well as an anonymised summary of the views expressed during the meeting. It aims to offer an insight into the Governing Council’s assessment of the economy and its policy responses in the light of evolving conditions.

    Todas las publicaciones están disponibles en la dirección: www.ecb.europa.eu/pub

    OR.008 01/12

  • Organización

    Las funciones básicas del Eurosistema

    El Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea encomienda al Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) la función de banco central de la Unión. En relación con los Estados miembros de la UE que no participan en la Unión Económica y Monetaria, los términos «SEBC» y «Unión» han de entenderse, respectivamente, como «Eurosistema» y «zona del euro».

    Política monetaria

    La formulación y la aplicación de la política monetaria de la zona del euro corresponden al Eurosistema. Se trata de una función pública que se lleva a cabo, principalmente, mediante operaciones en los mercados financieros. Para desempeñar esta tarea, resulta fundamental el control pleno que el Eurosistema ejerce sobre la base monetaria. El BCE y los bancos centrales nacionales (BCN) son las únicas instituciones autorizadas a emitir billetes de curso legal en la zona del euro. Dada la situación de dependencia del sistema bancario respecto de la base monetaria, el Eurosistema puede ejercer una influencia dominante sobre la situación del mercado monetario y sobre los tipos de interés de dicho mercado.

    Operaciones en divisas

    Las operaciones en divisas afectan a dos variables relevantes para la política monetaria: los tipos de cambio y la situación de liquidez de la zona del euro. Por tanto, es lógico que esta tarea le haya sido encomendada al Eurosistema, ya que, además, los bancos centrales disponen de todos los instrumentos operativos necesarios. Asimismo, en el ejercicio de esta función, los bancos centrales garantizan que las operaciones en divisas sean compatibles con los objetivos de la política monetaria.

    Promoción del buen funcionamiento de los sistemas de pago

    Los sistemas de pago constituyen un medio de transferencia de dinero entre entidades de crédito y otras instituciones monetarias. Esta función los sitúa en el núcleo de la infraestructura financiera de la economía. Al encomendar al Eurosistema la tarea de promover el buen funcionamiento de los sistemas de pago, se reconoce la importancia de disponer de sistemas de pago eficientes para la ejecución de la política monetaria y el fomento de la estabilidad del sistema financiero y, por consiguiente, del conjunto de la economía.

    Mantenimiento y gestión de reservas exteriores

    Una de las razones principales de la gestión de la cartera de reservas exteriores es garantizar que el BCE disponga de liquidez suficiente para sus operaciones en divisas. Esta gestión la realizan actualmente de forma descentralizada los BCN que deciden participar en la gestión de las reservas exteriores del BCE. Estos BCN actúan por cuenta del BCE conforme a las instrucciones recibidas de éste. Aunque los BCN gestionan de manera independiente sus propias reservas exteriores, sus operaciones en el mercado de divisas, cuando sobrepasan cierto límite, están sujetas a la aprobación del BCE para garantizar su compatibilidad con la política cambiaria y monetaria del Eurosistema.

    OR.009 01/12

  • Organización

    Otras funciones del Eurosistema

    Funciones consultivas

    El BCE será consultado dentro de ciertos límites y condiciones:

    • sobre cualquier propuesta de acto de la Unión que entre en su ámbito de competencia;
    • por las autoridades nacionales, acerca de cualquier proyecto de disposición legal que entre en su ámbito de competencia.

    El BCE ofrece asesoramiento en forma de «Dictámenes del BCE», que se publican, por ejemplo, en su sitio web.

    La versión electrónica del marco jurídico puede consultarse en la dirección: www.ecb.europa.eu/ecb/legal

    Recopilación y elaboración de estadísticas

    En colaboración con los BCN, el BCE recopila un conjunto amplio de información estadística necesaria para el desempeño de sus funciones. Las estadísticas son fundamentales, por ejemplo, para la decisión mensual relativa a los tipos de interés oficiales, pues reflejan la situación actual de la economía de la zona del euro.

    Contribución a la supervisión prudencial y a la estabilidad financiera

    Aunque el mantenimiento de la estabilidad financiera y la supervisión prudencial continúan siendo responsabilidad directa de las autoridades nacionales competentes y la Autoridad Bancaria Europea, el Tratado asigna al Eurosistema la importante tarea de contribuir a la adecuada ejecución de las políticas pertinentes. Esta tarea, que se adapta a la evolución institucional y de los mercados, comprende tres actividades principales:

    1. vigilancia de la estabilidad financiera, a fin de identificar el origen de las vulnerabilidades y evaluar el grado de resistencia del sistema financiero de la zona del euro;
    2. asesoramiento a las autoridades competentes respecto al diseño y la modificación de las normas financieras y los requerimientos en materia de supervisión;
    3. fortalecimiento de los mecanismos de mantenimiento de la estabilidad financiera y de gestión eficaz de las crisis financieras, que incluye la colaboración estrecha entre bancos centrales y autoridades de supervisión.

    Banking supervision

    The Single Supervisory Mechanism (SSM), which started operating in November 2014, represents a new system of banking supervision, comprising the ECB and the national competent authorities of participating EU countries, i.e. those which use the euro. Those EU countries which do not use the euro can enter into close cooperation with the Single Supervisory Mechanism. The main aim of the SSM is to ensure the safety and soundness of the European banking system and to increase financial integration and stability in Europe.

    The ECB took on banking supervision tasks as part of a Single Supervisory Mechanism in November 2014. Specific tasks relating to the prudential supervision of credit institutions have been conferred on the ECB according to the SSM Regulation adopted by the EU Council on 15 October 2013.

    Emisión de billetes en euros y garantía de su integridad

    Los billetes (y monedas) en euros son los únicos de curso legal en la zona del euro. Los billetes también se utilizan en el ámbito internacional. Corresponde al Eurosistema garantizar el suministro de billetes en euros de forma fluida y eficiente y mantener la confianza de los ciudadanos en la moneda. Para preservar la integridad de los billetes en euros se realizan actividades de investigación y desarrollo de sistemas de seguridad para los billetes en euros, de vigilancia y disuasión de las falsificaciones, y se aplican normas comunes de calidad y autentificación para el procesamiento de billetes por parte de los BCN, entidades de crédito y otras entidades que participan a título profesional en el manejo de efectivo, como, por ejemplo, empresas de transporte de fondos.

    Cooperación internacional

    Algunas cuestiones (por ejemplo, los desequilibrios mundiales y la estabilidad macroeconómica y financiera sistémica) de relevancia para las funciones básicas del BCE —en particular, para la política monetaria— tienen implicaciones fuera de la zona del euro y, por tanto, han de tratarse en el ámbito internacional. Así pues, el BCE participa en reuniones de foros internacionales, en los que se analizan asuntos de interés para el Eurosistema, a fin de presentar las opiniones de éste. De acuerdo con los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC), el presidente del BCE será quien decida cómo estará representado el Eurosistema en el ámbito de la cooperación internacional.

    OR.010 01/13

  • Organización

    Las funciones del BCE (1/2)

    A diferencia de los bancos centrales nacionales (BCN), el BCE solo lleva a cabo un número reducido de operaciones, centrándose principalmente en la formulación de las distintas políticas y asegurando que los BCN ejecuten las decisiones de forma coherente.

    En concreto, el BCE es responsable de:

    • Formular las políticas del Eurosistema: el Consejo de Gobierno del BCE dirige la política monetaria en relación con la moneda única, lo que incluye la definición de estabilidad de precios, la manera de analizar los riesgos inflacionistas, etc.
    • Decidir, coordinar y realizar el seguimiento de las operaciones de política monetaria: el BCE imparte instrucciones a los BCN sobre los detalles relativos a las operaciones requeridas (importe, tiempo, fecha, etc.) y comprueba su correcta ejecución.
    • Adoptar actos jurídicos: dentro de los límites de su mandato, los órganos rectores tienen la facultad de adoptar actos jurídicos vinculantes para el Eurosistema, como orientaciones e instrucciones, destinados a asegurar que los BCN ejecuten las operaciones descentralizadas de forma coherente. Asimismo, y dentro de los límites establecidos, pueden adoptar reglamentos y decisiones con carácter vinculante fuera del Eurosistema.
    • Autorizar la emisión de billetes: esta actividad comprende la planificación y coordinación estratégicas de la producción y emisión de billetes en euros. Además, el BCE coordina las actividades del Eurosistema de investigación, desarrollo, seguridad y calidad de la producción de los billetes en euros. Asimismo, el BCE alberga el Centro de Análisis de Falsificaciones, en el que se realiza el análisis y la clasificación de las falsificaciones de los billetes en euros, la base de datos central de las falsificaciones y el Centro Internacional para la Disuasión de Falsificaciones, que contribuye a la cooperación mundial entre bancos centrales en la lucha contra la falsificación bajo los auspicios de los gobernadores de los bancos centrales de los países del G-10.
    • Intervenciones en los mercados de divisas: pueden realizarse en caso necesario, también conjuntamente con un BCN concreto. Estas operaciones implican comprar o vender moneda en los mercados de divisas.
    • El funcionamiento de los sistemas de pago y la supervisión de las infraestructuras de pago y otras infraestructuras del mercado financiero: los sistemas de pago hacen posible la transferencia de dinero dentro del sistema bancario. El BCE desempeña funciones de gestor de T2-BCE, un sistema integrante de TARGET2, que es el sistema de pagos para el euro. Asimismo, el BCE, junto con los BCN del Eurosistema, realiza ciertas labores de vigilancia. Esta vigilancia es la función de banca central por la cual se fomentan la seguridad y la eficiencia de las infraestructuras del mercado financiero y de los instrumentos de pago, y se lleva a cabo mediante evaluaciones de seguimiento y, en caso necesario, propiciando cambios. El BCE, en cooperación con los BCN, también promueve cambios encaminados a fomentar la integración de las infraestructuras de los mercados financieros y armonizar los servicios de pagos en euros. La Zona Única de Pagos en Euros (SEPA) para pequeños pagos representa un ejemplo destacado de la labor del BCE como catalizador de la armonización de los mercados financieros.
    • OR.012 01/13

    • Organización

      Las funciones del BCE (2/2)

      Adicionalmente, el BCE se encarga de:

      • Cooperación internacional y europea: con objeto de dar a conocer sus puntos de vista, el BCE participa en las reuniones que se celebran en distintos foros internacionales y europeos. En diciembre de 1998, el BCE se convirtió en el único banco central del mundo en obtener el estatuto de observador en el Fondo Monetario Internacional y en la actualidad asiste a todas las reuniones del Directorio Ejecutivo del FMI en las que se tratan cuestiones relacionadas con la Unión Económica y Monetaria. Por este motivo, el BCE ha creado una representación permanente en Washington D.C. Además, el BCE asiste a las reuniones del G-7, del G-20 y del Consejo de Estabilidad Financiera. En el ámbito europeo, el Eurogrupo, formado por los ministros de Economía y Hacienda de los países de la zona del euro, invita periódicamente al presidente del BCE a asistir a las reuniones que, con carácter informal, celebra mensualmente. Asimismo, el BCE puede asistir a las reuniones del Consejo de la UE cuando se discuten temas relativos a los objetivos y funciones del Eurosistema.
      • La elaboración de informes: los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales (artículo 15) establecen las obligaciones de información. El BCE elabora un Boletín Mensual, un estado financiero consolidado semanal del Eurosistema y un Informe Anual.
      • El seguimiento de los riesgos financieros: que consiste en la evaluación de los riesgos para los activos, ya sean adquiridos en el contexto de inversión de los recursos propios o de las reservas exteriores del BCE, o admitidos como garantía en las operaciones de crédito del Eurosistema.
      • Las actividades de asesoría a las instituciones de la Unión y a las autoridades nacionales: el BCE emite dictámenes sobre los proyectos de disposiciones legales nacionales y de la UE en materias de su competencia.
      • El funcionamiento de los sistemas de información: el BCE y los BCN han creado una serie de sistemas operativos comunes que facilitan la realización de operaciones descentralizadas. Estos sistemas constituyen un soporte «logístico» para la integridad funcional del Eurosistema e incluyen sistemas de información, aplicaciones y procedimientos. Se organizan de acuerdo con un modelo radial, cuyo centro es el BCE.
      • La gestión estratégica y táctica de las reservas exteriores del BCE: incluye la definición de las preferencias rentabilidad riesgo a largo plazo de los activos exteriores de reserva (asignación estratégica de los activos), la adopción de un perfil de rentabilidad riesgo teniendo en cuenta las condiciones existentes en el mercado (asignación táctica de los activos) y el establecimiento de las orientaciones de inversión y del marco operativo general.
      • Banking Supervision: Under the Single Supervisory Mechanism, the ECB directly supervises some 120 banking groups, representing 82% of total banking assets in the euro area. It works closely with the national competent authorities to indirectly supervise all other credit institutions under the overall oversight of the ECB. The ECB may decide at any time to take responsibility for a less significant credit institution.

      OR.013 01/12

    • Organización

      Las funciones de los bancos centrales nacionales

      El marco operativo del Eurosistema está basado en el principio de descentralización. Los bancos centrales nacionales (BCN) llevan a cabo casi todas las tareas operativas del Eurosistema, aplicando las decisiones adoptadas de forma centralizada por el Consejo de Gobierno del BCE.

      Los BCN son responsables de:

      • La ejecución de las operaciones de política monetaria: los BCN realizan operaciones como, por ejemplo, proporcionar liquidez a los bancos comerciales con dinero del banco central.
      • La gestión operativa de las reservas exteriores del BCE: comprende la ejecución y liquidación de las operaciones de mercado necesarias para invertir las reservas exteriores del BCE.
      • La gestión de las reservas exteriores propias: las operaciones de esta naturaleza previstas por los BCN están sujetas a la aprobación del BCE si pueden afectar a los tipos de cambio o a las condiciones de liquidez internas o si sobrepasan los límites establecidos en las orientaciones del BCE. El objetivo es garantizar la coherencia con las políticas monetaria y cambiaria del BCE.
      • El funcionamiento y la supervisión de las infraestructuras del mercado financiero y de los instrumentos de pago: los BCN desempeñan la función de gestores de los sistemas nacionales que forman parte de TARGET2, el sistema de pagos para el euro. De este modo, las comunidades nacionales respectivas puede participar en TARGET2. Asimismo, algunos BCN también gestionan sistemas de liquidación de valores. Además, los BCN participan en la supervisión de las infraestructuras del mercado financiero.
      • La emisión conjunta con el BCE de billetes en euros: los BCN y el BCE comparten la tarea de emitir de billetes. Los BCN ponen en circulación los billetes y atienden la demanda de los mismos solicitando cada año la fabricación del volumen necesario y organizando un sistema de gestión de las reservas del Eurosistema. El BCE coordina ambas actividades. Los BCN adoptan medidas para conseguir que los billetes en circulación sean de una calidad elevada y para analizar las falsificaciones.
      • La recopilación de datos estadísticos y la asistencia al BCE: el BCE requiere una amplia gama de datos económicos y financieros como apoyo a la gestión de su política monetaria y en el desempeño de otras tareas del Eurosistema. Los BCN colaboran recopilando datos de las instituciones financieras nacionales relativos, principalmente, a: i) mercados monetarios, bancarios y financieros; ii) las reservas exteriores del Eurosistema y las estadísticas de balanza de pagos; y iii) cuentas financieras.
      • Las funciones no relacionadas con el Sistema Europeo de Bancos Centrales: los bancos centrales nacionales pueden ejercer también otras funciones, además de las especificadas en los Estatutos, a menos que el Consejo de Gobierno decida, por mayoría de dos tercios de los votos emitidos, que dichas funciones interfieren en los objetivos y tareas del SEBC. El ejercicio de dichas funciones corresponde a los bancos centrales nacionales.

      OR.014 01/12

    • Organización

      Los órganos rectores del BCE

      Cumplimiento de la misión del BCE

      La misión del BCE es mantener la inflación en niveles bajos y estables. Para lograr este objetivo, sigue de cerca la evolución de la economía de la zona del euro y trata de influir con sus decisiones en el estado de la economía. El BCE cuenta con tres órganos rectores:

      • el Consejo de Gobierno;
      • el Comité Ejecutivo; y
      • el Consejo General.
      • the Supervisory Board.
      El Consejo General continuará existiendo mientras haya Estados miembros de la UE que no han adoptado el euro como su moneda. Además de las tareas de los órganos rectores, los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales (Estatutos del SEBC) también especifican los procedimientos de adopción de decisiones.

      Adopción de decisiones de forma centralizada

      El BCE es el centro de la adopción de decisiones del Eurosistema. En consecuencia, tanto el Consejo de Gobierno como el Comité Ejecutivo y el Consejo General del BCE adoptan las decisiones necesarias para permitir al Eurosistema y al SEBC desempeñar sus respectivas funciones. Esto incluye la formulación de las distintas políticas, como la política monetaria de la zona del euro, así como la manera en que deben aplicarse.

      Principio de descentralización

      Los Estatutos del SEBC no especifican quién debe aplicar las políticas y decisiones del BCE: el propio BCE o los bancos centrales nacionales (BCN). El artículo 12.1 sólo establece que cuando se estime posible y adecuado, el BCE recurrirá a los BCN para ejecutar las operaciones.

      No debe confundirse el principio de descentralización con el «principio de subsidiariedad» tal y como se establece en el artículo 5 del Tratado de la Unión Europea. Según el principio de subsidiariedad, antes de adoptar medidas a nivel de la Unión, debe probarse de manera concluyente que es necesario actuar de forma centralizada. En la tercera fase de la Unión Económica y Monetaria, la política monetaria se dirige exclusivamente a nivel de la Unión bajo la autoridad del Consejo de Gobierno del BCE. Por tanto, la dirección de la política monetaria, por definición y sin que deba justificarse, es una política centralizada. Sin embargo, corresponde al BCE evaluar en qué medida resulta posible y apropiado descentralizar su aplicación.

      Operaciones descentralizadas

      El reparto de tareas para el desarrollo de la mayor parte de las actividades del Eurosistema se inspira efectivamente en el principio de descentralización. Los BCN realizan casi todas las tareas operativas del Eurosistema. En concreto, efectúan las operaciones de política monetaria y, en cuanto que agentes del BCE, la mayoría de las operaciones en divisas, facilitan mecanismos de liquidación de pagos y valores, y aseguran la fabricación, la emisión y el manejo de los billetes en euros una vez emitidos. Asimismo, recopilan estadísticas para el BCE, colaboran con éste en la traducción y elaboración de publicaciones, y participan en la realización de análisis y estudios económicos.

      Por su parte, el BCE ejecuta pocas operaciones, si bien lleva a cabo una labor de supervisión de las operaciones para garantizar que los BCN de la zona del euro realizan las operaciones del Eurosistema de forma coherente.

      Los Estatutos del SEBC pueden consultarse en la dirección: www.ecb.europa.eu/ecb/legal/1341/1343/html/index.es.html.

      OR.015 01/12

    • Organización

      Consejo de Gobierno

      Miembros

      El Consejo de Gobierno del BCE es el principal órgano rector del Eurosistema y está formado por:

      • los miembros del Comité Ejecutivo del BCE; y
      • los gobernadores o presidentes de todos los bancos centrales nacionales (BCN) de la zona del euro; es decir, de los BCN de los Estados miembros que han adoptado el euro.

      El Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales (Estatutos del SEBC) asignan al Consejo de Gobierno la facultad de adoptar las decisiones más importantes y estratégicamente significativas para el Eurosistema. En la adopción de las decisiones de política monetaria y en el desempeño de otras funciones del Eurosistema, los miembros del Consejo de Gobierno no actúan como representantes nacionales, sino a título personal e independiente.

      En la actualidad, el Consejo de Gobierno suele reunirse el primer y el tercer jueves de cada mes. Habitualmente, las decisiones sobre los tipos de interés se adoptan sólo en la primera de las reuniones mensuales. El presidente del Consejo de la UE o del Eurogrupo y un miembro de la Comisión Europea pueden asistir a las reuniones aunque sin derecho a voto. Cada miembro del Consejo de Gobierno tiene un voto y, salvo que los Estatutos del SEBC dispongan otra cosa, el Consejo de Gobierno actúa por mayoría simple. En caso de empate, el voto dirimente corresponde al Presidente. Aunque las actas de las reuniones son confidenciales, el Consejo de Gobierno hace públicos los resultados de sus deliberaciones, y especialmente los relativos a los tipos de interés oficiales, en una conferencia de prensa que se celebra tras la primera reunión de cada mes. Desde diciembre del 2004, las decisiones del Consejo de Gobierno distintas de las referidas a los tipos de interés se publican también todos los meses en las direcciones en Internet de los bancos centrales del Eurosistema.

      The voting rights of the Governing Council members are based on a rotation system.

      The President of the EU Council/Eurogroup and a member of the European Commission may attend the meetings, but they do not have the right to vote.

      Responsabilidades

      Las principales responsabilidades del Consejo de Gobierno son:

      • formular la política monetaria de la zona del euro y adoptar las decisiones y orientaciones necesarias para su aplicación;
      • adoptar los reglamentos que el BCE elabore en aplicación del Tratado o por delegación del Consejo de la UE;
      • ejercer como segunda y última instancia en los recursos presentados por terceros a las decisiones del BCE adoptadas por el Comité Ejecutivo;
      • elaborar orientaciones para las operaciones en activos exteriores de reserva en poder de los BCN y para las operaciones de los países de la zona del euro con sus fondos de maniobra en divisas;
      • tomar las medidas necesarias para asegurar el cumplimiento de las orientaciones e instrucciones del BCE y determinar la información que han de suministrar los BCN;
      • ejercer el derecho a proponer disposiciones legislativas de la Unión y cumplir con el deber de asesoría del BCE;
      • autorizar la emisión de billetes y el volumen de emisión de moneda en euros dentro de la zona del euro;
      • establecer las reglas necesarias para la estandarización de las operaciones contables y de información de las operaciones efectuadas por los bancos centrales nacionales;
      • adoptar las normas relativas a la asignación de los ingresos monetarios entre los BCN del Eurosistema; y
      • aprobar el Informe Anual del BCE.

      Además, el Consejo de Gobierno es el máximo órgano rector en materia de administración y funcionamiento del propio BCE. En especial, el Consejo de Gobierno adopta el reglamento interno del BCE y tiene competencias en cuanto a sus finanzas, presupuesto y la idoneidad del resultado financiero anual.

      La lista actualizada de los miembros con sus fotografías puede consultarse en la dirección: www.ecb.europa.eu/ecb/orga/decisions/govc/html/index.es.html

      OR.016 01/12

    • Organización

      Comité Ejecutivo

      El Comité Ejecutivo del BCE es el órgano rector encargado de la gestión del BCE y del Eurosistema. Es responsable de la adopción de todas las decisiones necesarias para la gestión ordinaria. El BCE ha de tener capacidad para reaccionar y adaptarse con rapidez a los cambios que se producen en los mercados monetarios y de capitales, resolver problemas concretos y hacer frente a las cuestiones urgentes. Esta tarea sólo puede ser desempeñada por un órgano cuyos miembros se dediquen de forma permanente y exclusiva a la puesta en práctica de las políticas del BCE. El Comité Ejecutivo suele reunirse una vez a la semana.

      Miembros

      El Comité Ejecutivo está formado por:

      • el presidente del BCE;
      • el vicepresidente del BCE; y
      • otros cuatro miembros.

      Todos los miembros del Comité Ejecutivo son elegidos de entre personalidades de reconocido prestigio y experiencia profesional en asuntos monetarios o bancarios. Los miembros del Comité Ejecutivo son nombrados, por mayoría cualificada, por los Jefes de Estado o de Gobierno de los países de la zona del euro, a propuesta del Consejo de la UE, tras consultar al Parlamento Europeo y al Consejo de Gobierno del BCE.

      Como miembro del Comité Ejecutivo, el presidente del BCE ocupa un lugar destacado y ejerce de forma exclusiva determinadas funciones que le están reservadas y que en su ausencia desempeña el Vicepresidente: preside las reuniones del Consejo de Gobierno, del Consejo General y del Comité Ejecutivo del BCE, representa al BCE en el exterior y presenta el Informe Anual del BCE ante el Consejo de la UE y el Parlamento Europeo. Asimismo, se invita al Presidente a asistir a las reuniones del Consejo de la UE en las que se traten asuntos relacionados con los objetivos y funciones del Eurosistema. Además, puede asistir a las reuniones del Eurogrupo, es decir, a los encuentros informales celebrados por los ministros de Economía y Hacienda de la zona del euro.

      Responsabilidades

      Las principales responsabilidades del Comité Ejecutivo son:

      • preparar las reuniones del Consejo de Gobierno;
      • aplicar la política monetaria de la zona del euro de conformidad con las orientaciones y decisiones adoptadas por el Consejo de Gobierno, impartiendo las instrucciones necesarias a los bancos centrales nacionales;
      • encargarse de la gestión ordinaria del BCE; y
      • ejercer las facultades que le hayan sido delegadas por el Consejo de Gobierno, incluidas las de carácter normativo.

      La lista actualizada de los miembros, además de sus fotografías y currículos, puede consultarse en la dirección:
      www.ecb.europa.eu/ecb/orga/decisions/eb/html/index.es.html

      OR.017 01/12

    • Organización

      Consejo General

      Miembros

      El Consejo General del BCE está formado por:

      • el presidente y el vicepresidente del BCE, y
      • los gobernadores o presidentes de los bancos centrales nacionales de los veintiocho Estados miembros de la UE.

      El Consejo General suele reunirse cada tres meses. Las decisiones se adoptan por mayoría simple, salvo que los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales (Estatutos del SEBC) dispongan otra cosa. El presidente del BCE debe mantener informado al Consejo General de las decisiones adoptadas por el Consejo de Gobierno.

      De conformidad con los Estatutos del SEBC, el Consejo General seguirá existiendo mientras continúe habiendo Estados miembros de la UE que no han adoptado el euro.

      Responsabilidades

      El Consejo General puede considerarse como «órgano transitorio» encargado de las tareas anteriormente encomendadas al Instituto Monetario Europeo, que el BCE debe seguir realizando durante la tercera fase de la Unión Económica y Monetaria (UEM), debido a que algunos Estados miembros de la UE no han adoptado el euro.

      El Consejo General se encarga fundamentalmente de:

      • informar sobre los avances logrados en materia de convergencia por los Estados miembros de la UE que aún no han adoptado el euro;
      • asesorar sobre los preparativos necesarios para fijar los tipos de cambio irrevocables de estos Estados miembros;
      • supervisar el funcionamiento del Mecanismo de Tipos de Cambio II (MTC II) y la sostenibilidad de las relaciones cambiarias bilaterales entre el euro y las monedas participantes no pertenecientes a la zona del euro;
      • servir de foro para la coordinación de las políticas monetarias y cambiarias en la UE;
      • administrar el mecanismo de intervención y financiación del MTC II;
      • colaborar en determinadas actividades, tales como las funciones consultivas del BCE; y
      • recopilar la información estadística.

      Además, se consulta al Consejo General, entre otros extremos, sobre las modificaciones de las normas contables y de información financiera, el cálculo de la clave de capital del BCE y las condiciones de contratación de los empleados del BCE.

      La lista actualizada de los miembros con sus fotografías puede consultarse en la dirección: www.ecb.europa.eu/ecb/orga/decisions/eb/html/index.es.html.

      OR.018 01/12

    • Organisation

      Supervisory Board

      The Supervisory Board meets twice a month to discuss, plan and carry out the ECB’s supervisory tasks, and it proposes draft decisions for adoption by the Governing Council. under a so-called non-objection procedure. This means that decisions are deemed to be adopted unless the Governing Council objects within a defined period of time, not exceeding ten days.

      The Supervisory Board comprises a Chair and Vice-Chair, four representatives of the ECB, and one representative of the national competent authorities (NCA) in each participating Member State, usually the top executive of the relevant NCA responsible for banking supervision.

      Members of the Supervisory Board

      OR.018 06/15

    • Organización

      Comités del Eurosistema/SEBC

      Los comités colaboran en el trabajo de los órganos rectores del BCE, que pueden solicitarles información relativa a sus respectivos ámbitos de especialización con el fin de facilitar el proceso de adopción de las decisiones y la puesta en práctica de estas.

      En general, la participación en los comités está restringida a expertos de los bancos centrales del Eurosistema. Sin embargo, los bancos centrales nacionales (BCN) de los Estados miembros de la UE que aún no han adoptado el euro asisten a las reuniones de los comités cuando resulta apropiado. También puede invitarse a representantes de otros organismos competentes, como las autoridades nacionales de supervisión en el caso del Comité de Estabilidad Financiera.

      • El Comité de Contabilidad y Renta Monetaria (AMICO) asesora en todas las cuestiones del Eurosistema relativas a la contabilidad, la información financiera y la asignación de los ingresos monetarios.
      • El Comité de Billetes (BANCO) asesora en todos los temas relacionados con la política de billetes y presta asistencia en la planificación estratégica de la producción y emisión de billetes.
      • El Comité de Comunicación del Eurosistema/SEBC (ECCO) se encarga de la política de comunicación interna y externa.
      • El Comité de Control (COMCO) asiste en la aplicación y desarrollo de la metodología de costes común del Eurosistema.
      • El Comité Directivo de Tecnologías de la Información del Eurosistema (EISC) se creó en 2007 con el mandato de guiar la mejora continua en la utilización de la tecnología informática en el Eurosistema.
      • El Comité de Estabilidad Financiera (FSC) asiste a los órganos rectores en el cumplimiento de sus funciones en materia de supervisión prudencial de entidades de crédito y estabiliad del sistema financiero.
      • El Comité de Tecnología Informática (ITC) asiste en el desarrollo, aplicación y mantenimiento de las infraestructuras de las redes de tecnología de la información y comunicación que soportan los sistemas operativos comunes.
      • El Comité de Auditoría Interna (IAC) elabora estándares comunes para la auditoría de las operaciones del Eurosistema y audita los proyectos y sistemas operativos comunes en el ámbito del Eurosistema/SEBC.
      • El Comité de Relaciones Internacionales (IRC) asiste en el desempeño de las funciones encomendadas al BCE por los Estatutos relativas a la cooperación internacional y constituye un foro de intercambio de opiniones en temas de interés común en materia de relaciones internacionales.
      • El Comité de Asuntos Jurídicos (LEGCO) presta asesoramiento jurídico para el cumplimiento de las obligaciones del BCE derivadas de los Estatutos y prepara los actos jurídicos para el funcionamiento del Eurosistema.
      • El Comité de Operaciones de Mercado (MOC) asiste en la ejecución de las operaciones de política monetaria y de las operaciones con divisas, incluidas las relativas al MTC II y a la gestión de las reservas exteriores del BCE.
      • El Comité de Política Monetaria (MPC) asesora principalmente sobre estrategia y cuestiones a largo plazo relacionadas con la formulación de la política monetaria y cambiaria, y elabora las proyecciones del Eurosistema.
      • The Organisational Development Committee (ODC) focuses on organisational analysis/development and advises on planning issues related to the Eurosystem, the Single Supervisory Mechanism and their functions.
      • El Comité de Sistemas de Pago y Liquidación (PSSC) asesora sobre el funcionamiento y mantenimiento de TARGET2, el establecimiento y seguimiento de los procedimientos de liquidación de activos de garantía, la función del Eurosistema como catalizador de la zona única de pagos para el euro (SEPA), la política y vigilancia generales de los sistemas de pago, y los asuntos de interés para los bancos centrales en materia de compensación y liquidación de valores.
      • El Comité de Gestión de Riesgos (RMC) asiste a los órganos rectores para lograr un nivel de protección adecuado del Eurosistema mediante la gestión y el control de los riesgos derivados de las operaciones de mercado de este.
      • El Comité de Estadísticas (STC) asesora fundamentalmente sobre la concepción y elaboración de la información estadística recopilada por el BCE con la colaboración de los BCN.
      • En 1998, el Consejo de Gobierno creó el Comité de Presupuestos (BUCOM), compuesto por representantes del BCE y de los BCN del Eurosistema, que se ocupa de asistir e informar directamente al Consejo de Gobierno sobre los asuntos relativos al presupuesto del BCE.
      • La Conferencia sobre Recursos Humanos (HRC) se creó en 2005 y reúne a los jefes de personal de todos los bancos centrales de la UE.

      OR.019 07/13