FACTS slides

  • Slide 1
  • Slide 2
  • Slide 3
  • Slide 4
  • Slide 5
  • Slide 6
  • Slide 7
  • Slide 8
  • Slide 9
0/0
  • Slide 1
  • Slide 2
  • Slide 3
  • Slide 4
  • Slide 5
  • Slide 6
  • Slide 7
  • Slide 8
  • Slide 9
  • Política monetaria

    Estabilidad de precios: objetivo del Eurosistema

    La disposición principal del capítulo sobre política monetaria del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea establece que el objetivo primordial del Eurosistema será mantener la estabilidad de precios. Al centrar la política monetaria del BCE en este objetivo, el Tratado incorpora el pensamiento económico moderno sobre la función, el alcance y los límites de la política monetaria, y destaca la configuración institucional y organizativa del sistema de bancos centrales en la Unión Económica y Monetaria.

    Son muchas las razones por las que el Tratado ha establecido el mantenimiento de la estabilidad de precios como objetivo.

    En primer lugar, el resultado de décadas de experiencia y de numerosos estudios económicos sugiere que el mantenimiento de la estabilidad de precios de forma duradera constituye la mejor aportación de la política monetaria a la mejora de las perspectivas económicas y del nivel de vida de los ciudadanos.

    En segundo lugar, tanto los fundamentos teóricos de la política monetaria como la experiencia adquirida demuestran que, en última instancia, la política monetaria sólo puede influir en el nivel de precios de la economía. Por tanto, el único objetivo posible de la política monetaria única es el mantenimiento de la estabilidad de precios a medio plazo. Por el contrario, aparte del efecto positivo sobre la estabilidad de precios, la política monetaria no puede influir de forma duradera sobre las variables reales.

    El Eurosistema debe actuar de acuerdo con los principios de una economía de mercado abierta y de libre competencia, favoreciendo una asignación eficiente de los recursos.

    MP.001 01/12

  • Política monetaria

    Estabilidad de precios: definición

    Aunque el Tratado de Maastricht establecía claramente que el objetivo primordial del BCE es el mantenimiento de la estabilidad de precios, no lo define de forma precisa. Teniendo esto en cuenta, en octubre de 1998, el Consejo de Gobierno del BCE formuló una definición cuantitativa de estabilidad de precios: «un incremento interanual del Índice Armonizado de Precios de Consumo (IAPC) inferior al 2% para el conjunto de la zona del euro». El Consejo de Gobierno indicó también que la estabilidad de precios «ha de mantenerse a medio plazo». En efecto, el objetivo del Consejo de Gobierno es mantener las tasas de inflación en un nivel inferior, aunque próximo, al 2% a medio plazo.

    Tras la adopción del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (Tratado de Lisboa, 2009), la estabilidad de precios ha pasado a ser un objetivo de la Unión.

    MP.002 01/12

  • Política monetaria

    Beneficios de la estabilidad de precios

    El objetivo de la estabilidad de precios se refiere al nivel general de precios de la economía y consiste en evitar tanto una inflación como una deflación prolongadas. La estabilidad de precios contribuye de varias maneras a lograr niveles de crecimiento económico y de empleo elevados.

    • La estabilidad de precios hace que resulte más fácil reconocer las variaciones de los precios relativos, ya que no se ven enmascaradas por fluctuaciones del nivel general de precios. Esto permite a las empresas y a los consumidores decidir en qué es mejor invertir o gastar su dinero, posibilitando una asignación más eficiente de los recursos. Al ayudar al mercado a dirigir los recursos hacia los fines más productivos, la estabilidad de precios incrementa el potencial de producción de la economía.
    • Si los inversores consideran que los precios permanecerán estables en el futuro, no exigirán una «prima de riesgo de inflación» que les compense por los riesgos que conlleva mantener activos nominales a largo plazo. Al reducir esas primas de riesgo del tipo de interés real, la credibilidad de la política monetaria puede contribuir a la eficiencia con la que los mercados de capitales asignan los recursos y, de este modo, aumenta los incentivos para invertir, lo que a su vez favorece el bienestar económico.
    • Si se mantiene la credibilidad de la estabilidad de precios, es menos probable que los individuos y las empresas desvíen recursos que podrían dedicar a usos productivos para protegerse frente a la inflación. Por ejemplo, en un entorno de altas tasas de inflación, existen incentivos para acumular bienes reales, dado que éstos conservan su valor mejor que el dinero o que determinados activos financieros. Sin embargo, acumular bienes de este tipo no es una decisión de inversión eficiente y, por tanto, obstaculiza el crecimiento económico.
    • Price stability also means avoiding deflation, i.e. any prolonged decline in the general level of prices. If consumers start to expect that prices will be lower in, say, a month’s time, they will postpone their purchases. Businesses react by cutting the prices of their goods and services in a bid to boost spending. Their profits then go down and they may end up having to cut wages and jobs, and also to defer investments.
    • Los sistemas impositivos y de prestaciones sociales pueden crear incentivos perversos que distorsionan el comportamiento económico. En la mayoría de los casos, la inflación o la deflación agravan estas distorsiones. La estabilidad de precios elimina los costes económicos reales que se ocasionan cuando la inflación agudiza el efecto distorsionador de los sistemas impositivos y de seguridad social.
    • Un entorno de precios estables ayuda a mantener la cohesión social y la estabilidad, puesto que la estabilidad de precios evita la considerable arbitrariedad en la distribución de la riqueza y de la renta que se produce en contextos inflacionistas y deflacionistas. Como se ha demostrado en varias ocasiones a lo largo del siglo XX, unas tasas de inflación o de deflación elevadas suelen generar inestabilidad social y política.
    • La estabilidad de precios contribuye además a la estabilidad financiera, ya que elimina las distorsiones y la incertidumbre de los mercados derivadas de unos precios inestables. Por ejemplo, la estabilidad de precios reduce las primas de riesgo respecto de los tipos de interés, porque existe menos incertidumbre acerca de la inflación futura.

    MP.003 01/12

  • Política monetaria

    La estrategia de política monetaria del BCE

    La función de la estrategia de política monetaria del BCE

    La estrategia de política monetaria es una descripción coherente y estructurada de la manera en que se adoptarán las decisiones de política monetaria para que un banco central logre su objetivo.

    La estrategia desempeña una doble tarea. En primer lugar, al establecer una estructura clara del propio proceso de decisión, garantiza que el Consejo de Gobierno del BCE tenga a su disposición la información y los análisis necesarios para adoptar este tipo de decisiones (dimensión interna). En segundo lugar, constituye un medio para explicar a los ciudadanos las decisiones de política monetaria (dimensión externa). En la medida en que contribuye a la eficacia de la política monetaria y señala el compromiso del banco central con la estabilidad de precios, la estrategia fomenta la credibilidad del BCE en los mercados financieros.

    La principal función del BCE como centro del Eurosistema consiste en ejecutar la política monetaria de la zona del euro con el objetivo de mantener la estabilidad de precios. Mediante la fijación de los tipos de interés a corto plazo, la política monetaria influye en la economía y, en última instancia, en el nivel de precios.

    Un enfoque basado en dos pilares

    Para ejecutar la política monetaria de la mejor manera posible, el BCE sigue un enfoque específico, con el fin de determinar la naturaleza y el alcance de los riesgos para la estabilidad de precios en la zona del euro. A tal efecto, el BCE necesita analizar detenidamente la evolución económica y monetaria. Para asegurarse de que toda la información relevante reciba la atención debida, el BCE ha adoptado el denominado «enfoque basado en dos pilares».

    El enfoque adoptado por el BCE para organizar, valorar y contrastar la información relevante a fin de evaluar los riesgos para la estabilidad de precios se articula sobre dos perspectivas analíticas complementarias conocidas como los «dos pilares»: 

    • el análisis económico; y
    • el análisis monetario.

    El análisis económico tiene como objetivo evaluar los determinantes de la evolución de los precios a corto y a medio plazo, centrándose en la actividad real y en la situación financiera de la economía. Tiene en cuenta el hecho de que la interrelación entre oferta y demanda en los mercados de bienes, servicios y factores influye significativamente sobre la evolución de los precios en estos horizontes temporales.

    El análisis monetario se centra en un horizonte temporal más amplio, y considera la relación existente a largo plazo entre dinero y precios. El análisis monetario sirve principalmente como medio para contrastar, desde una perspectiva de medio a largo plazo, la información de corto a medio plazo que se obtiene del análisis económico.

    El enfoque basado en dos pilares tiene por objeto evitar la pérdida de información relevante al evaluar los riesgos para la estabilidad de precios, y garantizar que se presta la atención adecuada a las distintas perspectivas y al contraste de la información, con el fin de obtener una valoración global de los riesgos para la estabilidad de precios. Este enfoque representa un medio para transmitir al público el concepto de análisis diversificado y asegura el rigor del proceso de adopción de decisiones, fundamentado en diferentes perspectivas analíticas.

    Details about the ECB's monetary policy
    The monetary policy of the ECB (in four languages)

    MP.004 01/12

  • Política monetaria

    El análisis económico

    El análisis económico se centra en la actividad real y en las condiciones financieras de la economía. Considera el hecho de que la interrelación entre oferta y demanda en los mercados de bienes, servicios y factores influye significativamente sobre la evolución de los precios de corto a medio plazo.

    A tal efecto, el BCE analiza periódicamente:

    • la evolución del producto total;
    • la evolución de la demanda y la situación de los mercados de trabajo;
    • una amplia gama de indicadores de precios y costes;
    • las políticas presupuestarias; y
    • la balanza de pagos de la zona del euro.

    Las proyecciones macroeconómicas elaboradas por los expertos del Eurosistema desempeñan un papel importante en el análisis económico. Contribuyen a estructurar y sintetizar una gran cantidad de datos económicos y aseguran la coherencia de las distintas fuentes de información económica. A este respecto, constituyen un elemento decisivo para la evaluación precisa de las perspectivas económicas y de las fluctuaciones de corto a medio plazo de la inflación en torno a su tendencia.

    Los precios de los activos y de los rendimientos financieros pueden analizarse para obtener información sobre las expectativas de inflación en los mercados financieros. Por ejemplo, al comprar y vender bonos, los participantes en el mercado expresan de forma implícita sus expectativas con respecto a la evolución de los tipos de interés y de los precios. Empleando diversas técnicas, el BCE puede analizar los precios de los activos financieros para conocer las expectativas implícitas de los mercados sobre la evolución de los precios.

    Puede obtenerse más información en la dirección: www.ecb.europa.eu/mopo/strategy/ecana.

    MP.005 01/12

  • Política monetaria

    El análisis monetario

    Del conjunto de indicadores clave seleccionados para su seguimiento y examen periódico, el BCE asigna gran importancia a los agregados monetarios. El análisis monetario se basa en la estrecha relación existente entre el crecimiento monetario y la inflación a medio y a largo plazo, y contribuye así a la orientación de la estrategia de política monetaria del BCE a medio plazo. El análisis de la evolución del crédito y de la liquidez ofrece al BCE una perspectiva que trasciende el efecto transitorio de las distintas perturbaciones económicas.

    El análisis del agregado monetario amplio M3 debe considerarse desde una perspectiva de medio a largo plazo y sirve para recordar al banco central el principio fundamental de que, en su respuesta a la evolución económica, no debe perder de vista que, en horizontes temporales suficientemente amplios, la tasa de crecimiento monetario deber ser acorde con el objetivo de estabilidad de precios. El carácter de medio a largo plazo de la perspectiva monetaria implica también que no existe vínculo directo entre la evolución monetaria a corto plazo y las decisiones de política monetaria.

    Este análisis contribuye al mejor conocimiento del comportamiento de M3 y a una visión más amplia de la situación de liquidez en la economía y sus consecuencias en términos de riesgos para la estabilidad de precios.

    Por último, en determinadas circunstancias, el análisis de la evolución del dinero y del crédito puede facilitar información anticipada sobre la evolución de la inestabilidad financiera. Esta información es importante para la política monetaria, porque la aparición de desequilibrios financieros o de burbujas en el precio de los activos podría tener, a medio plazo, un efecto desestabilizador sobre la actividad y, en última instancia, sobre los precios.

    Los agregados monetarios

    El agregado monetario M1 se define como el efectivo en circulación y los depósitos a la vista. El agregado monetario M2 comprende M1, los depósitos a plazo de hasta dos años y los depósitos disponibles con preaviso de hasta tres meses. El agregado monetario M3 incluye M2 y las cesiones temporales, las participaciones en fondos del mercado monetario y los valores distintos de acciones de hasta dos años.

    Monetary analysis
    Glossary

    MP.006 01/12

  • Política monetaria

    Mecanismo de transmisión - de tipos de interés a precios

    El mecanismo de transmisión es el proceso por el cual las decisiones de política monetaria afectan a la economía en general y al nivel de precios en particular. Se caracteriza por desfases largos, variables e inciertos. Por ello es difícil predecir los efectos precisos de las medidas de política monetaria en la economía y el nivel de precios.

    Cuando un banco central facilita fondos al sistema bancario cobra un interés. Como tiene el monopolio de la emisión de dinero, el banco central puede controlar los tipos de interés a corto plazo.

    La modificación de los tipos de interés oficiales:

    • afecta directamente a las entidades de crédito y a los tipos de interés del mercado monetario, y afecta indirectamente a los tipos de interés de los préstamos y depósitos que las entidades de crédito ofrecen a sus clientes;
    • influye en las expectativas – y las expectativas sobre la modificación futura de los tipos de interés oficiales afectan a los tipos de interés a medio y largo plazo;
    • afecta a los precios de los activos (por ejemplo, las cotizaciones bursátiles) y al tipo de cambio. La variación del tipo de cambio puede afectar directamente a la inflación: por ejemplo, pueden subir los precios de los bienes importados;
    • afecta a las decisiones de ahorro e inversión de los hogares y las empresas. Por ejemplo, las subidas de los tipos de interés tienden a desincentivar el endeudamiento;
    • afecta a la oferta de crédito. Por ejemplo, las subidas de los tipos de interés pueden dificultar la devolución de los préstamos por los prestatarios. Las entidades de crédito pueden reducir el importe de los fondos que prestan a hogares y empresas, lo que afecta tanto al consumo como a la inversión;
    • provoca variaciones en la demanda agregada y los precios. Las variaciones en el consumo y la inversión alterarán el nivel de la demanda interna de bienes y servicios en relación con la oferta interna. Cuando la demanda es superior a la oferta, es probable que se generen presiones alcistas sobre los precios;
    • afecta a la oferta de préstamos para entidades de crédito. La modificación de los tipos de interés oficiales puede afectar al coste marginal de las entidades de crédito para obtener financiación externa de distintas formas, dependiendo de su nivel de recursos propios o capital.

    MP.007 01/12

  • Política monetaria

    Características fundamentales de una buena política monetaria

    El BCE, como otros bancos centrales, se enfrenta a una incertidumbre considerable respecto de la naturaleza de las perturbaciones económicas que afectan a la economía, la fiabilidad de los indicadores económicos y los efectos del mecanismo de transmisión de la política monetaria, entre otros factores. Para que su política monetaria tenga éxito, debe cumplir varias condiciones:

    • La política monetaria requiere, para que opere su mecanismo de transmisión, que los mercados monetarios funcionen correctamente. La eficacia de la transmisión depende del comportamiento de las entidades de crédito y de su disposición a velar por el intercambio fluido de liquidez en el mercado interbancario. El mal funcionamiento de los mercados monetarios puede limitar la influencia de la política monetaria en las perspectivas de estabilidad de precios.
    • La política monetaria debe ser prospectiva y preventiva. Los cambios de política de hoy solo afectarán al nivel de precios con un desfase de varios trimestres o años. Por ello, el banco central debe velar por que los efectos de las decisiones y medidas tomadas hoy mantengan la estabilidad de precios en el futuro.
    • La política monetaria debe adoptar una orientación a medio plazo, a fin de impedir un exceso de activismo y la introducción de una volatilidad innecesaria en la economía real. La política monetaria no puede impedir cierta volatilidad a corto plazo de las tasas de inflación, causada, por ejemplo, por las variaciones de los precios internacionales de las materias primas.
    • Debe anclar firmemente las expectativas de inflación. Para ello, el banco central debe especificar su objetivo, elaborar y aplicar un método coherente y sistemático de ejecución de la política monetaria y transmitir de forma clara y abierta la información pertinente. Esto contribuye a la credibilidad, que es esencial para influir en las expectativas de las empresas y los hogares.
    • La política monetaria debe basarse en una amplia gama de factores y tener en cuenta toda la información pertinente a fin de comprender los factores que afectan a la economía.

    MP.008 01/12

  • Política monetaria

    Los instrumentos de política monetaria

    Con el fin de lograr su objetivo primordial, es decir, mantener la estabilidad de precios, el Eurosistema tiene a su disposición una serie de instrumentos de política monetaria.

    Las operaciones de mercado abierto

    Las operaciones de mercado abierto constituyen el instrumento más importante y se utilizan para:

    • controlar los tipos de interés;
    • gestionar la situación de liquidez del mercado monetario; y
    • señalar la orientación de la política monetaria.

    Estas operaciones se dividen en las cuatro categorías siguientes:

    • Operaciones principales de financiación: operaciones temporales de inyección de liquidez de carácter regular, periodicidad semanal y vencimiento de una semana.
    • Operaciones de financiación a plazo más largo: operaciones temporales de inyección de liquidez de periodicidad mensual y vencimiento, por lo general, de tres meses.
    • Operaciones de ajuste: se ejecutan de forma ad hoc para gestionar la situación de liquidez del mercado monetario y controlar los tipos de interés y, en concreto, para suavizar los efectos que en dichos tipos causan las fluctuaciones inesperadas de liquidez en el mercado.
    • Operaciones estructurales: se llevan a cabo siempre que el BCE desea ajustar la posición estructural de liquidez del Eurosistema frente al sector financiero (de forma periódica o no periódica); por ejemplo, el volumen de liquidez disponible en el mercado en un plazo más largo. Estas operaciones pueden realizarse mediante operaciones temporales, operaciones simples o la emisión de certificados de deuda del BCE.

    Las facilidades permanentes

    Además, el Eurosistema ofrece facilidades permanentes, que proporcionan y absorben liquidez a un día. Los tipos de interés suelen constituir el límite superior y el límite inferior del tipo a un día del mercado monetario.

    Existen dos facilidades permanentes:

    • La facilidad marginal de crédito, que permite a las entidades de contrapartida (es decir, a las instituciones financieras como las entidades de crédito) obtener liquidez a un día de los bancos centrales nacionales contra activos de garantía.
    • La facilidad de depósito, que las entidades de contrapartida pueden utilizar para efectuar depósitos a un día en los bancos centrales nacionales.

    Las resevas mínimas

    Por último, el Eurosistema exige a las entidades de crédito el mantenimiento de reservas mínimas en cuentas abiertas en los bancos centrales nacionales. El sistema de reservas mínimas tiene como objetivo estabilizar los tipos de interés del mercado monetario y crear, o ampliar, un déficit estructural de liquidez.

    MP.009 01/12